Hay que reconocer los inmensos beneficios que Dios nos hace

Nada, pues, debe alegrar tanto al que te ama y reconoce tus beneficios, como que tu voluntad se cumpla en él, conforme al beneplácito de tu eterna providencia. Con la cual debe estar tan contento y alegre, que con tanto gusto quiera ser el más pequeño como otro quisiera ser el más grande, y ocuparSigue leyendo «Hay que reconocer los inmensos beneficios que Dios nos hace»

Santo Sacrificio de la Misa

Si mucho recibimos de alguien, mucho tenemos obligación de agradecerle, de lo contrario, pasaríamos por ingratos.Colmados por Dios de beneficios sin número, no podemos menos de preguntarnos con David, (Salmo 65,12) ¿Cómo corresponderé yo al Señor por tanto como me ha dado?; y con el profeta Miqueas (Miqueas 6, 6) ¿Qué puedo ofrecer al AltísimoSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»

Prudencia en las acciones

Por eso hay que pedir consejo a personas prudentes y de buena conciencia. Vale mas preferir consejos de personas que son mejores que tu, que amarrarse tercamente a tus propios pareceres. Triunfa quién pide consejos a los sabios. Fracasa quien no acepta consejos de los que saben (Proverbios 1,5) La santidad de vida hace queSigue leyendo «Prudencia en las acciones»