De qué manera debe de ponerse uno en Manos de Dios cuando llega la tristeza

Señor Dios, Padre Santo, bendito seas ahora y para siempre, porque se hace lo que permites, y es bueno lo que tú haces. Que tu siervo se alegre en ti, no en sí ni en otro alguno, porque tú sólo eres la alegría verdadera, tú eres mi esperanza y corona, tú eres, Señor, mi alegríaSigue leyendo «De qué manera debe de ponerse uno en Manos de Dios cuando llega la tristeza»

Dificultades en la oración

Desánimo Es un mal que se apodera de las almas débiles y enfermizas al no comprobar progresos sensibles en su larga vida de oración. No obstante, también se puede desanimar una persona que padezca de un excesivo optimismo creyéndose más adelantado de lo que en realidad está. Remedios: Tener la certeza de que “todo desánimoSigue leyendo «Dificultades en la oración»

Consejos para realizar una oración de intimidad

Es muy útil, al momento de tener una “oración de intimidad con el Señor” valerse de un método que facilite el desarrollo de la misma. Sin embargo, es importante entender que el método está al servicio de la oración y no la oración al servicio del método. Así pues, si en algún punto de laSigue leyendo «Consejos para realizar una oración de intimidad»

Disposiciones para la oración de intimidad

Lugar Para algunos -religiosos, seminaristas, etcétera- está determinado expresamente por la costumbre de la comunidad cuando la oración se hace en común. Suele ser la capilla o el coro. Y aun en privado conviene hacerla allí por la santidad y recogimiento del lugar y la presencia augusta de Jesús sacramentado. Pero en absoluto se puedeSigue leyendo «Disposiciones para la oración de intimidad»

Condiciones para una buena oración

Perseverante: Con constancia, sin desfallecer, asiduamente. Como el amigo inoportuno (Lc 11,5-13) que invita a una oración insistente: “Llamad y se os abrirá”. Al que ora así, el Padre del cielo “le dará todo lo que necesite”, y sobre todo el Espíritu Santo que contiene todos los dones; y la viuda inoportuna (Lc 18,1-8) queSigue leyendo «Condiciones para una buena oración»

¿Crees tú que vas a gozar de consuelos espirituales cuando tú quieras?

Lo santos no los han tenido siempre. Al contrario, sufrieron muchas penas, diversas tentaciones y grandes desolaciones. Pero lo sufrían con paciencia y confiaban en Dios más que en sí mismos, porque sabían que «los padecimientos de esta vida no tienen proporción con la gloria eterna (Romanos 7, 18), para con ellos merecerla. ¿Quieres túSigue leyendo «¿Crees tú que vas a gozar de consuelos espirituales cuando tú quieras?»

Jesús ora también ante los momentos decisivos que van a comprometer la misión de sus apóstoles

Antes de elegir y de llamar a los Doce (cf. Lc 6, 12). Antes de que Pedro lo confiese como “el Cristo de Dios” (Lc 9, 18-20). Y para que la fe del príncipe de los apóstoles no desfallezca ante la tentación (cf. Lc 22, 32). La oración de Jesús ante los acontecimientos de salvaciónSigue leyendo «Jesús ora también ante los momentos decisivos que van a comprometer la misión de sus apóstoles»

Jesús ora antes de los momentos decisivos de su misión

Antes de que el Padre dé testimonio de Él en su Bautismo (cf. Lc 3, 21) y de su Transfiguración (cf. Lc 9, 28)

IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN

Jesús oraba Lo primero que manifiesta la capital importancia de la oración es contemplar a nuestro Señor Jesucristo y su continua vida de oración. En todos los acontecimientos de su vida, Jesús nos mostró la importancia de la oración: «El Hijo de Dios, hecho Hijo de la Virgen, también aprendió a orar conforme a suSigue leyendo «IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN»