La opresión diabólica



se manifiesta por diferentes enfermedades más o menos graves que los médicos no comprenden. También puede afectar tanto los bienes materiales como los afectos humanos. No hay posesión, pérdida de conciencia, o una acción involuntaria. La Biblia nos da muchos ejemplos de la opresión como lo son la mujer encorvada y el sordomudo que fueron curados por Jesús; estas personas no estaban sujetas a la posesión total, pero había una presencia demoníaca que les causaba malestar físico


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s