Cómo comportarnos y cómo pedir lo que se desea

Concédeme amabilísimo Jesús que tu gracia y tu amistad vivan conmigo, trabajen conmigo y me acompañen hasta el fin. Concédeme desear, querer y obrar siempre lo que a ti más te agrada, lo que mejor te parece a ti. Que mi voluntad esté siempre de acuerdo con tu santa voluntad. Que no pueda querer oSigue leyendo “Cómo comportarnos y cómo pedir lo que se desea”

Sobre la Teología de la Liberación

En la línea de Pablo VI, insistiendo sobre la especificidad del mensaje del Evangelio, especificidad que deriva de su origen divino, Juan Pablo II, en el discurso de Puebla, ha recordado cuáles son los tres pilares sobre los que debe apoyarse toda teología de la liberación auténtica: la verdad sobre Jesucristo, la verdad sobre laSigue leyendo “Sobre la Teología de la Liberación”

La existencia de la realidad objetiva (dogma filosófico)

De acuerdo con este dogma existe una realidad objetiva independientemente de nuestra subjetividad o, para decirlo de otro modo, “existe una realidad externa a nuestra mente”. Y en efecto: la realidad existe. Esta verdad se nos auto- impone. No podemos probarla ni refutarla. Querer probarla sería tanto como intentar besar nuestros propios labios y quererSigue leyendo “La existencia de la realidad objetiva (dogma filosófico)”

Buscando consuelo

Evangelio según san Mateo, 2: 13- 15 Después que ellos se fueron, he aquí un Angel del Señor apareció en sueños a José, y le dijo: “Levántate y toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y estáte allí hasta que yo te lo diga. Porque ha de acontecer que Herodes busqueSigue leyendo “Buscando consuelo”

Evangelio

Aleluya, aleluya.Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.Aleluya. EVANGELIOLc 13, 18-21. Crece el grano, y se hace un arbusto. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Lucas. En aquel tiempo, Jesús decía: –¿A qué se parece el reino de Dios?Sigue leyendo “Evangelio”

Gloria de Dios

Evangelio según san Mateo, 2: 13- 15 Después que ellos se fueron, he aquí un Angel del Señor apareció en sueños a José, y le dijo: “Levántate y toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y estáte allí hasta que yo te lo diga. Porque ha de acontecer que Herodes busqueSigue leyendo “Gloria de Dios”