La Iglesia de Jesucristo

PÍO, OBISPO

SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS.

Para conservar la memoria perpetua.

La Iglesia que Jesucristo nuestro Salvador fundó sobre piedra sólida, y contra la cual, según la promesa del mismo Salvador, las puertas del infierno no prevalecerán jamás, ha sido atacada tantas veces, y por enemigos tan terribles que sin esta divina e inmutable promesa, habría parecido temer que ella sucumbiría enteramente, eludida, ya sea por la fuerza o por los artificios de sus perseguidores. Lo que sucedió en tiempos ya remotos se vuelve a repetir, y especialmente en la era deplorable en que vivimos, era que parece ser estos últimos tiempos, anunciados tantas veces por los apóstoles, cuando «vendrán impostores andando de impiedad en impiedad, siguiendo sus deseos». Nadie ignora cuánto prodigioso número de hombres culpables se han unido en estos tiempos difíciles contra el Señor y contra Cristo, y han hecho de todo para engañar a los fieles con las sutilezas de una filosofía falsa y vana, y arrancarlos del seno. de la Iglesia, en la loca esperanza de arruinar y derrocar a esta misma Iglesia. Para lograr más fácilmente este fin, la mayoría de ellos han formado sociedades ocultas, sectas clandestinas, halagándose con ello de asociar más libremente a un mayor número de ellos con sus tramas y sus perversos designios.

Ecclesiam a Jesu Christo was a Papal bull promulgated by Pius VII in 1821

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: