Médico

Tentar a Dios o … (El médico participa de la Paz que el Señor quiere para nosotros, sus criaturas)

1 Honra al médico por sus servicios, como corresponde, porque también a él lo ha creado el Señor.
2 La curación procede del Altísimo, y el médico recibe presentes del rey.
3 La ciencia del médico afianza su prestigio y él se gana la admiración de los grandes.
4 El Señor hizo brotar las plantas medicinales,y el hombre prudente no las desprecia.
5 ¿Acaso una rama no endulzó el agua,a fin de que se conocieran sus propiedades?
6 El Señor dio a los hombres la ciencia, para ser glorificado por sus maravillas.
7 Con esos remedios el médico cura y quita el dolor,y el farmacéutico prepara sus ungüentos.
8 Así, las obras del Señor no tienen fin,y de él viene la salud a la superficie de la tierra.
9 Si estás enfermo, hijo mío, no seas negligente,ruega al Señor, y él te sanará.
10 No incurras en falta, enmienda tu conductay purifica tu corazón de todo pecado.
11 Ofrece el suave aroma y el memorial de harina,presenta una rica ofrenda, como si fuera la última.
12 Después, deja actuar al médico, porque el Señor lo creó;que no se aparte de ti, porque lo necesitas.
13 En algunos casos, tu mejoría está en sus manos, 14 y ellos mismos rogarán al Señor
que les permita dar una alivioy curar al enfermo, para que se restablezca.
15 El hombre que peca delante de su Creador,¡que caiga en manos del médico! (Eclesiástico (Sirácida) (BPD) 38)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s