O Rex Gentium

O Rex Gentium, et desideratus earum,lapisque angularis, qui facis utraque unum:veni, et salva hominem, quem de limo formasti.


¡Oh, Rey de las naciones y Deseado de los pueblos,Piedra angular de la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo:ven y salva al hombre,que formaste del barro de la tierra! (Cf. Ag. 2, 7; Ef. 2, 20; Sal. 118, 22; Is. 28, 16; Is. 2, 14; I Ped. 2, 4-10; Mt. 21, 42; Gén. 2, 7).
Jesucristo, Soberano de amor y paz, Divino Esposo de la Iglesia, esperanza de nuestros antepasados y alegría nuestra: por el misterio de tu Natividad, restaura la unidad de la gran familia humana, herida por el pecado.
Con tus santos de todos los tiempos, te imploramos:
¡Venga a nosotros tu Reino, Señor!
Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s