Exhortación a la piedad durante la Santa Misa

La piedad es un fervor espiritual y no una dulzura sensible. Consiste en servir a Dios, en serle fiel y constante, aunque Él no os comunique ninguna dulzura interior. Es deciros, que ni vuestras oraciones os deben desalentar. Acordaos únicamente de vuestra indignidad, haced lo que os sea posible y continuando oyendo atentamente la Misa.Sigue leyendo «Exhortación a la piedad durante la Santa Misa»

La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza todo lo hace por su propio interés y comodidad; nada puede hacer de balde; a cambio de sus beneficios espera recibir iguales o mayores, o al menos alabanza y favor; y quiere que se ponderen mucho sus dádivas y servicios; la gracia no busca ninguna cosa temporal, ni pide por lo que haceSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

La Naturaleza y la Gracia

La naturaleza le teme a las humillaciones y los desprecios; la gracia goza de «sufrir afrentas por el nombre de Jesús» (Hechos de los Apóstoles 5, 41) A la naturaleza le gusta la ociosidad y el descanso corporal; la gracia no puede estar ociosa, y con gusto se dedica al trabajo La naturaleza procura tenerSigue leyendo «La Naturaleza y la Gracia»

Anima Christi

Anima Christi Alma de Cristo, santifícame.Cuerpo de Cristo, sálvame.Sangre de Cristo, embriágame.Agua del Costado de Cristo, lávame.Pasión de Cristo, confórtame.O Buen Jesús, óyeme.Dentro de Tus Llagas, escóndeme.No permitas que me separe de Ti.Del maligno enemigo, defiéndeme.En la hora de mi muerte, llámame.Y mandame ir a Ti.Para que con Tus Santos Te alabe.Por los siglos deSigue leyendo «Anima Christi»

Fin de los tiempos y apariciones marianas

La conversión de los judíos En contraste con esta apostasía casi general, habrá de verificarse la conversión de Israel, anunciada por el apóstol San Pablo (Rom 11,25-26). Dios permitió la apostasía de su pueblo predilecto para llevar la salud a los gentiles (Rom 11,11). Pero se arrepentirán en su día y volverán a ser injertadosSigue leyendo «Fin de los tiempos y apariciones marianas»

En el obscuro Medievo: Nicolás Flamel

Bases de los principios de la radioactividad 1330 – 1418 Epitafio de su tumba El difunto Nicolás Flamel, antes escritor, dejó para trabajar para esta iglesia ciertas rentas y casas que había adquirido y comprado durante su vida para realizar ciertos servicios divinos y distribuciones de dinero cada año por limosnas relacionadas con el QuinzeSigue leyendo «En el obscuro Medievo: Nicolás Flamel»

Tu desgracia, mi desgracia

Evangelio según san Mateo, 5: 7- 7 «Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia». (v. 7) Se llama misericordioso el que tiene su corazón ocupado por la misericordia porque considera la desgracia de otro como propia y se duele del mal de otro como si fuera suyo Remigio

El Breviario y San Pio X

El oficio divino fue siempre una labor predilecta de Pío X. Se cuenta que, cuando niño, veía a veces al cardenal Mónico con su Breviario en las manos y que preguntaba con indefinible admiración cómo serían las bellísimas historias que debía de encerrar aquel gran libro que tanto absorbía la atención del prelado. Más tarde,Sigue leyendo «El Breviario y San Pio X»

Diversos impulsos de la Naturaleza y de la Gracia

La Naturaleza no quiere mortificarse, ni reprimirse, ni vencerse, ni obedecer, ni someterse voluntariamente A la naturaleza le gusta que la honren y reverencien; la gracia atribuye fielmente a Dios toda honra y toda gloria #naturaleza #gracia #mortifiación #reprimir #vencer #obedecer #sometimiento #voluntad #honra #reverencia #honrasoloaDios #GloriaaDios #imitacióndecristo #tomasdekempis #1418