Placeres



«Debo decirlo lisa y llanamente, por extraño que parezca a vista: las comodidades de la vida son la causa principal de nuestra falta de amor a Dios; por mucho que nos lamentemos y luchemos, aprendamos no que hasta prescindir en buena medida ellas no venceremos.

Hasta que, en cierto sentido, nos despeguemos de nuestros cuerpos, nuestros espíritus no estarán en condiciones de recibir impresiones divinas y ponerlas en aspiraciones celestiales.

Una vida suave, y fácil ininterrumpido de los bienes de la providencia, comidas abundantes, prendas de vestir suaves, hogares bien amueblados, los placeres de sentimiento el sentidos, la seguridad…, estas cosas y otras parecidas, si no las vigilamos, obstruyen todas las avenidas del alma a través de las cuales puede llegar hasta nosotros el aire y la luz del cielo.

La conversión es la rendición de sí mismo, un rendirse incondicional y sin reservas… ¿Qué nos falta, pues, a los que profesamos la religión? voluntad la repito:

Los cambios, la voluntad de soportar, si puedo usar esta palabra, Dios omnipotente nos cambie. No nos gusta soltar nuestro antiguo yo».

Beato John Henry Newman

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: