Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilumine los ojos de nuestro corazón,para que comprendamos cuál es la esperanza a la que nos llama. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOMc 2, 23-28. El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado. ✠ Lectura del santo Evangelio según San Marcos. SUCEDIÓ queSigue leyendo «Evangelio»

Santo Sacrificio de la Misa

Te doy mi cuerpo divino y mi pasión amarga, para que a tu vez, me los ofrezcas como tu bien, Hazme estos dones; yo te los devolveré después; ofrécemelos otra vez y a cada ocasión tu mérito se multiplicará; por que lo que el hombre hace en la tierra, le será centuplicado en la eternidadSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»

Contra la vana ciencia del mundo

Hijo, no te fascinen los elegantes y bellos discursos de los hombres, «porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en virtud (1 Corintios 4, 20) Escucha mis palabras que alumbran la inteligencia y abrazan el corazón, mueven a arrepentirse y de varios modos consuelan Dedícate a la mortificación de las pasiones. esoSigue leyendo «Contra la vana ciencia del mundo»

Santo Tomás de Aquino

Si alguno fija la consideración en la acerbidad de nuestros tiempos, y abraza con el pensamiento la condición de las cosas que pública y privadamente se ejecutan, descubrirá sin duda la causa fecunda de los males, tanto de aquellos que hoy nos oprimen, como de los que tememos, consiste en que los perversos principios sobreSigue leyendo «Santo Tomás de Aquino»

Disposiciones para la oración de intimidad

Lugar Para algunos -religiosos, seminaristas, etcétera- está determinado expresamente por la costumbre de la comunidad cuando la oración se hace en común. Suele ser la capilla o el coro. Y aun en privado conviene hacerla allí por la santidad y recogimiento del lugar y la presencia augusta de Jesús sacramentado. Pero en absoluto se puedeSigue leyendo «Disposiciones para la oración de intimidad»

De Trinitate

Evangelio según san Mateo, 3: 17- 17 Y he aquí la voz del cielo que dice: «Este es mi hijo muy amado, en quien tengo mis complacencias». (v. 17) Esta obra es la de toda la Trinidad. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, existen en una misma esencia, sin diferencias de tiempo niSigue leyendo «De Trinitate»

¿Dios existe?

Objeciones y respuestas¿Dios existe? 5 vias Santo Tomás de Aquino La primera vía de Santo Tomás de Aquino cae en una grosera petición de principio pues niega la posibilidad de una cadena infinita de movimiento aduciendo que de ser así “no habría Primer motor”. ¡Pero eso es justamente lo que se debe probar! Además, noSigue leyendo «¿Dios existe?»

Evangelio

San Marcos 2:18-22Como los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando, vienen y le dicen: «¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan?» Jesús les dijo: «¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo alSigue leyendo «Evangelio»

Evangelio

San Marcos 2:18-22Como los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando, vienen y le dicen: «¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan?» Jesús les dijo: «¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo alSigue leyendo «Evangelio»