El demonio



«La Escritura y la Tradición de la Iglesia ven en este ser un ángel caído, llamado Satán o diablo (cf. Jn 8,44; Ap 12,9). La Iglesia enseña que primero fue un ángel bueno, creado por Dios. “El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos malos” (Concilio de Letrán IV, año 1215: DS 800)». (Catecismo, 391).

Hay que reafirmar con la fe de la Iglesia que el demonio no es el mal en general, ni un personaje simbólico, sino que se trata de un ser real y personal; “digan lo que digan algunos teólogos superficiales, el Diablo es, para la fe cristiana, una presencia misteriosa, pero real, no meramente simbólica sino personal. Y es una realidad poderosa, una maléfica libertad sobrehumana opuesta a la de Dios…” afirmaba el cardenal Ratzinger en la entrevista concedida a Vittorio Messori cuando le interrogaba sobre este tema.

En esta misma línea afirmaba tajantemente el Papa Pablo VI que “El mal que existe en el mundo es el resultado de la intervención en nosotros y en nuestra sociedad de un agente oscuro y enemigo, el Demonio. El mal no es ya sólo una deficiencia sino un ser vivo, espiritual, pervertido y pervertidor. Terrible realidad. Misteriosa y pavorosa. Se sale del marco de la enseñanza bíblica y eclesiástica todo aquel que rehúsa reconocerla como existente”[5].

Sin embargo, aunque el demonio sea un ser superior al hombre y a los demás ángeles por su naturaleza, aunque sea un ser poderoso e influyente en la vida del hombre, no podemos olvidar que es ante todo una criatura de Dios, y por tanto limitada. Así lo afirma el Catecismo: «el poder de Satán no es infinito. No es más que una criatura, poderosa por el hecho de ser espíritu puro, pero siempre criatura: no puede impedir la edificación del Reino de Dios.» (Catecismo, 395).

Sobre la imagen: estatua que fue colocada en el capitolio de Estados Unidos, cerca de los 10 mandamientos de la ley de Dios, hace alusión a Bathomet, colocado por la *templo Satánico*, un personaje importante en la masoneria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s