Los que dicen llamar «libre pensadores», los que tienden a ser unos tontos útiles a la causa



LA TRANSVERSALIZACIÓN DE GÉNERO EN LAS ALTAS FINANZAS Y EL COMUNISMO

En la primera Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer, celebrada en 1975, se proclamó la siguiente década como «Década de la Mujer» y se adoptó un «Plan de Acción Mundial» con el objetivo oficial de mejorar la situación de la mujer a «nivel regional, nacional e internacional» . A principios de esta década, en marzo de 1976, la Fundación Rockefeller organizó aquella conferencia sobre el cambio del rol de la mujer en las sociedades industrializadas, cuyas actas revelan tan abiertamente las verdaderas intenciones de la política de género, pues el propósito de esta conferencia era, sin ambages, «EDUCAR A LAS MUJERES» para prepararlas para «TOMAR EL LIDERAZGO»

[Nota: «Educar» a alguien para que «tome el liderazgo», ¿no es una contradicción en sí misma? Alguien que está hecho para ser un animal alfa no necesita ser educado para serlo. Y los que tienen que ser educados difícilmente son aptos para ser verdaderos líderes.Esta formulación ya revela el carácter socialmente constructivo, coercitivo y antinatural de la transversalización de género], subrayando explícitamente que no puede haber «ninguna reforma real del rol de las mujeres» «sin un cambio simultáneo en el rol y la actitud de los hombres». Afirman que la así llamada «naturaleza de la mujer», que hasta ahora ha legitimado el modelo de rol tradicional de ama de casa y madre, es «algo extremadamente artificial» y solo la consecuencia de una educación represiva y unilateral, que de forma análoga se aplica también a los hombres. Mientras que, a través de una socialización supuestamente errónea, en las mujeres se ha promovido hasta ahora el comportamiento sumiso y la empatía y se ha suprimido el comportamiento dominante, en los hombres se ha promovido desde la infancia el pensamiento competitivo y se ha suprimido el comportamiento emocional.

Por lo tanto, es únicamente debido a la falta de estímulo o incluso al desaliento activo por parte de la sociedad que las mujeres apenas se esfuerzan por ocupar puestos de liderazgo por su propia cuenta

Reeducación completa «Creo que también es importante señalar que no nos limitamos a decir que queremos que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres, sino que en realidad pedimos más, que es cambiar los roles de hombres y mujeres. Es un énfasis muy diferente al de antes». Matina Horner, psicóloga feminista, de la transcripción de la Conferencia de la Fundación Rockefeller, marzo de 1976.


Changing Roles of Women in Industrial Societies, p.114

Las raíces ocultas de la agenda de gènęrø: El plan maestro para una sociedad asêxû@da. Alejandro Kaiser

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: