Distracciones en la oración



Las distracciones en general son pensamientos o imaginaciones extrañas que nos impiden la atención a lo que estamos haciendo. Existen varios remedios:

No impacientarse, y estar decidido a luchar, sabiendo que aún si no logramos estar plenamente libre de ellas, Dios valora enormemente nuestros esfuerzos.

Leer, fijar la vista en el sagrario o en una imagen expresiva, entregarse a una oración afectiva, con frecuentes coloquios, etc.

Buscar lugares adecuados y silenciosos; dedicar un tiempo en que no se esté muy disperso y adoptar una postura adecuada.

Tratar de mantener un espíritu de recogimiento durante todo el día.

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: