NATURALEZA, ORIGEN, PROGRESO DE LA LITURGIA

Honor tributado al Padre por el Verbo encarnado: en la tierra… Efectivamente, apenas «el Verbo se hizo carne» se manifestó al mundo dotado de la dignidad sacerdotal, haciendo un acto de sumisión al Eterno Padre que había de durar todo el tiempo de su vida: «al entrar en el mundo, dice… Heme aquí que vengo…Sigue leyendo «NATURALEZA, ORIGEN, PROGRESO DE LA LITURGIA»

Quien establece la paz

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) Se llaman pacíficos los que no pelean ni se aborrecen mutuamente, sino que reúnen a los litigantes, éstos se llaman con propiedad hijos de Dios. Esta es la misión del Unigénito: reunir las cosas separadas y establecerSigue leyendo «Quien establece la paz»

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Os enviaré el Espíritu de la verdad —dice el Señor—;él os guiará hasta la verdad plena. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOJn 16, 5-11. Si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Juan. EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Ahora me voy al queSigue leyendo «Evangelio»

¿Cómo gobierna Dios el mundo con su Providencia?

Dios ordinariamente no obra sino tras el velo de las causas segundas, es decir, de leyes por Él establecidas. Él rige los seres privados de razón por medio de las leyes físicas e inflexibles que jamás deroga sin especiales razones, aunque deban resultar algunos desórdenes parciales. Dios dirige a los hombres, seres racionales y libres,Sigue leyendo «¿Cómo gobierna Dios el mundo con su Providencia?»

Hijo de Dios

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) La bienaventuranza de los pacíficos es el premio de su adopción. Y por ello se dice: «Porque serán llamados hijos de Dios». El padre de todos es solamente Dios, y no se puede entrar a formar parteSigue leyendo «Hijo de Dios»

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya. El que me ama guardará mi palabra —dice el Señor—y mi Padre lo amará, y vendremos a él.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOJn 14, 23-29. El Espíritu Santo os irá recordando todo lo que os he dicho. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Juan. EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «ElSigue leyendo «Evangelio»

Paz

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) Se llaman pacíficos para otros, no sólo los que reconcilian los enemigos por medio de la paz sino también aquellos que olvidando las malas acciones aman la paz. Aquella paz es bienaventurada, la que subsiste en elSigue leyendo «Paz»

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Si habéis resucitado con Cristo,buscad los bienes de allá arriba,donde Cristo está sentado a la derecha de Dios.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOJn 15, 18-21. No sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Juan. EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «SiSigue leyendo «Evangelio»

Fin de los tiempos y apariciones marianasSignos precursores del fin del mundo

Grandes calamidades públicas Jesucristo anunció en el Evangelio varias de estas calamidades: “Oiréis hablar de guerras y de rumores de guerras; pero no os turbéis, porque es preciso que esto suceda, mas no es aún el fin. Se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá hambres y terremotos en diversos lugares; peroSigue leyendo «Fin de los tiempos y apariciones marianasSignos precursores del fin del mundo»

Index librorum prohibitorum, 1571

La cantidad de títulos que empiezan a prohibirse por entonces da cuenta de la peligrosidad que las ideas por sí mismas comienzan a revestir para un orden en plena descomposición. Muchos impresores, y no solo los autores, serán a la postre perseguidos. Pero la imprenta continúa desarrollándose, y todo apunta a ampliar el público, porqueSigue leyendo «Index librorum prohibitorum, 1571»