Santo Sacrificio del Altar

Asistir a la Misa, oh pecadores, y decir a Dios: Señor, por este augusto sacrificio, dejaos apaciguar y atraed hacia Vos mi voluntad rebelde”. Dios escuchará vuestra súplica, y por amor a su Hijo inmolado sobre el altar, inundará vuestra alma de una lluvia de gracias. “La oración de aquél que cierra sus oídos aSigue leyendo “Santo Sacrificio del Altar”

Virtudes y vicios

existen particularidades sumamente necesarias para llegar a la santidad. Sabiendo que nuestra meta es la santidad, debemos conocer en nosotros qué nos ayuda para llegar a ella (virtudes), qué se constituye en un obstáculo para alcanzarla (vicios y defectos), y de qué manera podemos potenciar nuestro temperamento para llegar al Cielo. La virtud es unaSigue leyendo “Virtudes y vicios”

Pena de muerte

Su mención del buen ladrón me recuerda a una objeción común. La gente afirma que es cruel matar a un prisionero y más misericordioso dejarle vivir. ¿Cree usted que esto es verdad? ¿Se convertirían más criminales si vivieran más? Tenemos el ejemplo del buen ladrón en el caso del siglo XX de Claude Newman, unSigue leyendo “Pena de muerte”

La ejecución y los soldados romanos

Los soldados «romanos» con que contaba Pilato en Judea, no eran del todo romanos: mientras los oficiales provenían, sí, de Italia, la gran parte de la tropa estaba compuesta por soldados auxiliares, reclutados de entre los sirios y samaritanos, pueblos hostiles a los judíos. Hay especialmente dos episodios en que los soldados de Pilato aparecenSigue leyendo “La ejecución y los soldados romanos”

Ángelus

El ángel del Señor anunció a María. Y ella concibió por obra y gracia del Espíritu Santo. Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahoraSigue leyendo “Ángelus”

Fin del hombre

«Todos los hombres son llamados al mismo fin: Dios» (Catecismo, 1878). Venimos de Dios y a Dios volvemos. El fin del hombre es la gloria eterna con Dios en la visión Beatífica. El hombre fue creado para el Cielo: «Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, vivenSigue leyendo “Fin del hombre”

La condena

A lo que Jesús intervino diciendo: – «No tendrías ese poder si no te hubiese sido dado de lo alto… Por eso, quienes me han entregado a ti tienen mayor pecado» (Jn 19,10). Pilato, romano como era, entendió perfectamente esta indicación acerca del poder como una respuesta indirecta acerca del origen de Jesús por ello,Sigue leyendo “La condena”

Misión del hombre

Todo lo demás que el hombre haga, por bueno y noble que sea, debe estar subordinado a esta “búsqueda de la santidad”, a este “conocer, amar y servir a Dios”, a este “cumplimiento de su Voluntad”. El hombre no vive para ser ingeniero, ni doctor, ni padre o madre de familia, ni abogado, ni casado,Sigue leyendo “Misión del hombre”

Pilato se lava las manos

Fue entonces cuando, pidiendo un poco de agua y en un gesto netamente ritual viendo que nada conseguía, se lavó las manos, diciendo: «Yo soy inocente de esta sangre», a lo que respondieron «caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos». Y dice San Mateo: «y todo el pueblo judío» (Mt 27, 25) pidióSigue leyendo “Pilato se lava las manos”

José

Evangelio según san Mateo, 1: 21- 21 “Y parirá un hijo: y llamarás su nombre Jesús: porque él salvará a su pueblo de los pecados de ellos”. (v. 21) Y para que José no creyese que ya era innecesario el matrimonio por haberse verificado la concepción por obra del Espíritu Santo, sin cooperación suya, elSigue leyendo “José”