Plasmado en Le Globe



Una de las lecturas favoritas del propio Goethe, en efecto, era el periódico parisino sansimoniano Le Globe, en el que precisamente fue acu- ñada la palabra «socialismo». Fausto fue, en algún sentido, el primer héroe socialista: la desmesurada confianza en la razón humana como elemento suficiente (e incluso omnipotente) para crear un nuevo mundo, destruyendo todo lo anterior, está en la base no solo de la modernidad, sino también de esa ideología moderna llamada socialismo. Pero la pretensión de modernizar el espacio con la que Fausto se encandila vuelve a presentarse como tragedia en la figura de dos ancianos, Filemón y Baucis, que manifiestan su intención de continuar viviendo como siempre. Ellos viven en la costa, y la transformación de Fausto todavía no logró llegar allí.

Rápidamente los ancianos se convierten en un estorbo para Fausto, y este ordena a sus subordinados que los retiren por la fuerza. Los encargados de cumplimentar la orden terminan incendiando la casa y asesinando a Filemón y Baucis. Fausto se entristece, pero por otra parte sabe bien que ese es el precio de ver su proyecto finalmente concretado. La economía de guerra de Lenin o los desplazamientos y la industrialización forzada de Stalin fueron medidas que podrían bien recordarnos estos pasajes de Goethe: es el precio de edificar «un nuevo mundo» que se ajuste a las ideas de los hacedores de mundos ideales

AGUSTIN LAJE, LA BATALLA CULTURAL REFLEXIONES CRÍTICAS PARA UNA NUEVA DERECHA

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: