Ataque al «firmware» de Dios



En lugar de estímulos clave, también se habla de mecanismos desencadenantes innatos (MDI) o mecanismos de activación. No son otra cosa que patrones innatos, es decir, «fijos» que no se pueden cambiar, el «firmware» no borrable de Dios, por así decirlo. Esto incluye, por ejemplo, el «esquema del bebé» que desencadena el instinto de cuidado de la cría. Los ojos grandes, las mejillas rechonchas y la frente alta en conjunto resultan «simplemente lindos» y hacen que los adultos quieran y se preocupen por los niños. Al igual que el firmware suele escribirse en las llamadas memorias de solo lectura, lo mismo ocurre con los estímulos clave: «Solo lectura»: leer, pero no (sobre) escribir.

En el mundo de la informática, también se habla de una «máscara ROM», solo programable durante la producción. Y ese es el punto decisivo que refuta todo el engaño de gēnėro: No se pueden eliminar estos «patrones grabados». A lo sumo, se pueden contrarrestar con otros «programas»: en los humanos, por ejemplo, mediante experiencias extremadamente malas con el gēnėro opuesto (como el åbūsø).

Pero esto provoca «conflictos de software»: por ejemplo, algunas personas se sienten atraídas y repelidas por el gēnėro opuesto al mismo tiempo. Descubrir y resolver ese «conflicto de software» sería entonces un caso para un psicoterapeuta o una terapia de grupo

Las raíces ocultas de la agenda de gènęrø: El plan maestro para una sociedad asêxû@da. Alejandro Kaiser

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: