Día: 24 marzo, 2017

Dios y sus obras

Dios es infinitamente más grande que todas sus obras (cf. Si 43,28): “Su majestad es más alta que los cielos” (Sal 8,2), “su grandeza no tiene medida” (Sal 145,3). Pero porque es el Creador soberano y libre, causa primera de todo lo que existe, está presente en lo más íntimo de sus criaturas: “En él vivimos, nos movemos y existimos” (Hch 17,28). Según las palabras de san Agustín, Dios es superior summo meo et interior intimo meo (“Dios está por encima de lo más alto que hay en mí y está en lo más hondo de mi intimidad”) (Confessiones, 3,6,11).

Oración

Bendita sea esta tierra que abrió su boca para recibir la sangre del Redentor. Amén

Evangelio

Convertíos –dice el Señor–, porque está cerca el reino de los cielos.
EVANGELIO

Mc 12, 28b-34.
El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y lo amarás.
 Lectura del santo Evangelio según san Marcos.
EN aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: «¿Qué mandamiento es el primero de todos?». Respondió Jesús: «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos». El escriba replicó: «Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios». Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: «No estás lejos del reino de Dios». Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.  
Palabra del Señor