Santo Sacrificio de la Misas

El hombre perdona la injuria que ha recibido, si el ofensor le ofrece un buen obsequio o si le hace un gran servicio. Así también Dios nos perdona por el honor que le rendimos asistiendo a la Santa Misa, y por el sublime don que le ofrecemos, por la oblación del Cuerpo y la SangreSigue leyendo “Santo Sacrificio de la Misas”

¿Y cómo amó Jesús a sus discípulos, y por qué los amó?

No, no eran sus cualidades naturales las que podían atraerle. Entre ellos y él la distancia era infinita. El era la Ciencia, la Sabiduría eterna; ellos eran unos pobres pescadores, ignorantes y llenos de pensamientos terrenos. Sin embargo, Jesús los llama sus amigos, sus hermanos. Quiere verles reinar con él en el reino de suSigue leyendo “¿Y cómo amó Jesús a sus discípulos, y por qué los amó?”

Boda

No habiendo podido invitaron a la bendición nupcial que les fue otorgada en la montaña del Carmelo, el 8 de septiembre del 1980 (a la que sólo fué admitida la Corte Celestial), se os suplica que asistáis a la Tornaboda, que tendrá lugar Mañana, Día de la Eternidad, día en que Jesús, el Hijo deSigue leyendo “Boda”

Quien escucha mi voz

Porque las ayudas humanas son muy variables y pronto se acaban y desaparecen. Pero Cristo ha prometido: “A quienes escuchan mi voz yo les doy vida eterna y no perecerán jamás y nadie les arrebatará de mi mano (Juan 10, 27) Él nos ayuda eficazmente hasta el final Imitación de Cristo. Tomás de Kempis

Consejos que conducen a la Vida Eterna

Vendrá Cristo a visitarte y a concederte consuelos y alegrías si en tu interior le preparas digna morada. “Si alguno me ama – dijo Jesús- yo le amaré, y me manifestaré a él” (Juan 14,21) Toda su gloria y su belleza son interiores, y en la vida interior le agrada estar Imitación de Cristo (TomásSigue leyendo “Consejos que conducen a la Vida Eterna”

Jesucristo

El cetro no saldrá de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Aquél que debe ser enviado; Él será el que reúna a todas las naciones» (Gén., 49, 10)

Jesús Dios

San Atanasio, contra haeret El apóstol San Juan, anticipando desde mucho antes, con la luz del Espíritu Santo, la locura de este hombre, lo despierta del profundo sueño de su ignorancia con el poderoso acento de su voz diciéndole: “En el principio era el Verbo” (cap. 1). Luego el que en el principio era conSigue leyendo “Jesús Dios”

Verdadera enmienda de la vida

Dos son las cosas que más ayudan para obtener una verdadera enmienda de la vida:La fuerte resistencia y represión contra las malas inclinaciones y las malas tendencias naturalesLa firme e invencible perseverancia e insistencia en tratar de adquirir aquellas virtudes de las cuales uno tiene más necesidadImitación de Cristo. Tomás de Kempis

Sobre el Santo Sacrificio

La Misa, es una embajada cotidiana enviada a la Santísima Trinidad, para poner a sus pies un obsequio de inestimable valor, por el cual reconocemos su soberanía y manifestamos nuestra sumisión. La vida y la muerte del Salvador le son ofrecidas cada día. Es el tributo diario que le paga la Iglesia militante, con laSigue leyendo “Sobre el Santo Sacrificio”

De la fervorosa enmienda en toda nuestra vida

Tienes que esmerarte y dedicarle con esfuerzo a trabajar por Dios, recordando a menudo para qué has sido creado, y para qué has venido al mundo. No fué para conocer, amar y servir a Dios, y llegar a ser una persona espiritual? Llénate pues de deseos de progresar en la vida espiritual, pues en breveSigue leyendo “De la fervorosa enmienda en toda nuestra vida”