El Papa Pio X y la paz

“Durante estos meses, el mundo católico, al confirmar su propia fe, ha presentado a la doliente raza humana la cruz de Cristo como única fuente de paz. Hoy, más que nunca, se anhela esta paz; hoy que las clases se enfrentan contra las clases y las naciones contra las naciones; cuando los conflictos internos, cadaSigue leyendo «El Papa Pio X y la paz»

La verdad nos hará libres

La verdad no cambia y las grandes sentencias tampoco; hace más de 2000 años ese gran político romano que fuera Cicerón, definía a la Historia como magistra vitae (“maestra de la vida”), en cuanto nos hace obrar prudentemente al ver los aciertos y errores de nuestros antepasados. Los estudios históricos, sin embargo, tenidos por menosSigue leyendo «La verdad nos hará libres»

Jesucristo, Vida

Cristo es nuestro Camino y nuestra Verdad; pero ante todo y sobre todo es nuestra Vida. Hemos llegado al aspecto más profundo y al mismo tiempo más bello y conmovedor del «misterio de Cristo» con relación a nosotros. De tres maneras principales puede decirse que Cristo es nuestra Vida: en cuanto que nos mereció laSigue leyendo «Jesucristo, Vida»

Dios y Hombre

Evangelio según san Mateo, 4: 8- 11 Otra vez el demonio lo llevó a la cumbre de un monte elevado, y le manifestó todos los reinos del mundo, y su gloria, y le dijo: «Todas estas cosas te daré, si postrándote me adoras». Entonces le dijo Jesús: «Retírate, Satanás, está escrito, pues, que adorarás alSigue leyendo «Dios y Hombre»

Dios y Hombre

Evangelio según san Mateo, 4: 1- 2 Entonces Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu, para que fuese tentado por el diablo, y habiendo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, después tuvo hambre. (vv. 1- 2) Sabía el Señor las intenciones del demonio cuando se proponía tentarle. El demonio sabía que Cristo había nacidoSigue leyendo «Dios y Hombre»

El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla

Otros serán grandes en recibir alabanzas humanas; de tí no se dirá nada A otros les darán varios cargos, a ti no te creerán bueno para nada. La naturaleza se contristará algunas veces por eso, y ya será mucho si en el silencio lo puedes sufrir Esas pruebas y otras parecidas suele sufrir el siervoSigue leyendo «El deseo de la vida eterna, y los grandes bienes prometidos a los que luchan por ganarla»

El más grande regalo

«Cuańdo esté preparado en esta vida de amor y de celo, pediré al buen Jesús otra gracia, que es precisamente el don más precioso que pueda conceder a las almas de sus fieles, y que es éste: ser crucificado en el cuerpo y en el alma, consumiéndose incesantemente en su martirio de amor… Corazón agonizanteSigue leyendo «El más grande regalo»

Preparación para la muerte

La tumba común de los franciscanos del Convento de Vittorio Véneto precisaba un arreglo. ¿Quién se habría atrevido a bajar a ese subterráneo cerrado por tanto tiempo y habría puesto en orden esos ataúdes? A pesar de ello, no fué difícil encontrar a un voluntario: Fray Claudio. El se encargaría de reducir los despojos deSigue leyendo «Preparación para la muerte»

En esta Vida no hay seguridad contra las tentaciones

Si buscas en esta vida el descanso, ¿cómo llegarás después al descanso eterno? No te prepares a gran descanso, sino a tener mucha paciencia. No busques en la tierra la paz verdadera, búscala en el cielo. Ni en los hombres y demás criaturas, sino en Dios sóloTodo lo debes padecer por Dios y de buenSigue leyendo «En esta Vida no hay seguridad contra las tentaciones»