Dominus Est

Este es el Señor
Tenemos que reconocer quién es el Sacramento de la Eucaristía, no sólo qué es la Eucaristía. En esta una frase corta se resume el misterio Eucarístico completo: «Este es el Señor» o «Es el Señor». Esta frase es del Evangelio de San Juan, quien amaba a Dios más que el resto, el amor ve: «Es el Señor». Dominus Est. Por eso el título de mi primer libro es Dominus Est. Esta frase explica todo. Si este es el Señor, esta pequeña y frágil Hostia; si este es el Señor, entonces tengo que arrodillarme. No puedo permanecer de pie. Tengo que abrir mi boca como niño, con el espíritu de la infancia, como Jesús dijo: «Cualquiera que no reciba el Reino de Dios como un niño…» (Lc 18,17). Si no recibes el Reino de Dios como un niño, no entrarás en el Reino de Dios. Como San Pedro escribe en su epístola: como bebés recién nacidos, anhelan la leche espiritual pura (cf. Pe 2,2). Desde los primeros siglos de la Iglesia, el Cuerpo y Sangre Eucarístico del Señor se ha comparado con la leche materna. Un niño recién nacido no puede coger comida y ponérsela en la boca, es imposible. Un recién nacido solo puede abrir su boca y recibir leche. Tenemos que ser como niños recién nacidos de cara a la Eucaristía. Es tan lógico que abramos la boca como bebés mientras el sacerdote, que es otro Cristo, pone la Hostia en nuestra boca.

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: