Firestone



reconoce que el comunismo estaba fallando en la Unión Soviética porque no se llevó a cabo el programa de destrucción total de la familia. El socialismo, para ella, solo puede alcanzarse si se cortan los lazos de una generación con la anterior, de tal manera que el Estado comunista pueda formatear la generación nueva (los niños) hasta la raíz misma.

El problema, según ella, es que “legalmente los niños siguen bajo la jurisdicción de los padres quienes pueden hacer con ellos lo que les plazca”. Entonces como solución hay que quitarle los niños a sus padres, liberarlos de sus familias, como proponían Marx y Engels, para que así queden bajo jurisdicción del Estado socialista. La eliminación de la familia se llevaría a cabo por etapas. Obviamente que aquí incluye el divorcio, pero va mucho más allá, con la configuración de nuevas formas familiares: “Al principio, en el período de transición, las relaciones sexuales serían probablemente monógamas, incluso si la pareja decide vivir con otros. (…) Sin embargo, después de muchas generaciones de vida no- familiar, nuestras estructuras psicosexuales podrán alterarse tan radicalmente que la pareja monógama se volvería obsoleta. Solo podemos adivinar lo que podría reemplazarla: ¿quizás matrimonios por grupos, grupos maritales trânsêxûalës los cuales también involucren a niños mayores? No lo sabemos”

Firestone, Shulamith, ob. Cit., p. 207

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: