El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento

Es absolutamente equivocado decir que el Nuevo Testamento pasa la prueba de la evidencia interna. ¡El Nuevo Testamento está lleno de contradicciones! Luego, no se prueba la conclusión de la primera vía. Respuesta: Para responder a esta objeción primero hay que entender bien las reglas y criterios a los que deben ceñirse los historiadores paraSigue leyendo «El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento»

El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento

Es absolutamente equivocado decir que el Nuevo Testamento pasa la prueba de la evidencia interna. ¡El Nuevo Testamento está lleno de contradicciones! Luego, no se prueba la conclusión de la primera vía. Respuesta: Para responder a esta objeción primero hay que entender bien las reglas y criterios a los que deben ceñirse los historiadores paraSigue leyendo «El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento»

El cristianismo la religión verdadera

Análisis sobre los estudios de Ehrman Otro punto en que se muestra claramente que Ehrman está “armando una tormenta en un vaso de agua” es cuando en su “Top 10” lista tres pasajes del Evangelio de Lucas que no estarían en el texto original (Lucas 22: 20; 24: 12 y 24: 51). Pero resulta queSigue leyendo «El cristianismo la religión verdadera»

Las cuatro vías para demostrar la veracidad del Cristianismo

Primera vía: El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo TestamentoPremisa 4 El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento Enunciación La primera vía para mostrar la veracidad de la religión cristiana se basa en la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento y se estructura como sigue: 1. Dada la naturaleza de las cosas queSigue leyendo «Las cuatro vías para demostrar la veracidad del Cristianismo»

En el obscuro Medievo

La Leyenda Dorada de Jacobo de la Vorágine, Siglo XIII El texto original, redactado en latín, recoge lecturas sobre la vida de unos 180 santos y mártires cristianos a partir de obras antiguas y de gran prestigio: los propios Evangelios, los apócrifos y escritos de Jerónimo de Estridón, de Casiano, de Agustín de Hipona, deSigue leyendo «En el obscuro Medievo»

Evangelium

Sequéntia +︎ sancti Evangélii secúndum Marcum Glória tibi, Dómine Marc 16:14-20 In illo témpore: Recumbéntibus úndecim discípulis, appáruit illis Iesus: et exprobrávit incredulitátem eórum et durítiam cordis: quia iis, qui víderant eum resurrexísse, non credidérunt. Et dixit eis: Eúntes in mundum univérsum, prædicáte Evangélium omni creatúræ. Qui credíderit et baptizátus fúerit, salvus erit: qui veroSigue leyendo «Evangelium»

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya. Nosotros predicamos a Cristo crucificado,fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOMc 16, 15-20. Proclamad el Evangelio a toda la creación. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Marcos. EN aquel tiempo, se apareció Jesús a los once y les dijo:«ld al mundo entero y proclamad el Evangelio aSigue leyendo «Evangelio»

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Bendito seas, Padre, Señor del cielo y de la tierra,porque has revelado los misterios del reino a los pequeños.Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOMc 10, 28-31. Recibiréis en este tiempo cien veces más, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Marcos. EN aquel tiempo, Pedro seSigue leyendo «Evangelio»

La Religión Masónica

Consideraciones teológicas Semejante concepción del mundo, en la misma sencillez y hasta simpleza de sus grandes líneas (autosuficiencia de la razón, progresismo terreno, absoluta libertad individual, laicismo radical y rechazo del orden sobrenatural cristiano), tiende a la sustitución del Reino de Dios por el reino del hombre. De todos modos, aun admitido el Ser Supremo,Sigue leyendo «La Religión Masónica»

Evangelio

Aleluya, aleluya, aleluya.Jesucristo, siendo rico, se hizo pobrepara enriqueceros con su pobreza. Aleluya, aleluya, aleluya. EVANGELIOMc 10, 17-27. Vende lo que tienes y sígueme. ✠ Lectura del santo Evangelio según san Marcos. EN aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló ante él y le preguntó: «Maestro bueno, ¿quéSigue leyendo «Evangelio»