NATURALEZA, ORIGEN, PROGRESO DE LA LITURGIA

Honor tributado al Padre por el Verbo encarnado: en la tierra… Efectivamente, apenas «el Verbo se hizo carne» se manifestó al mundo dotado de la dignidad sacerdotal, haciendo un acto de sumisión al Eterno Padre que había de durar todo el tiempo de su vida: «al entrar en el mundo, dice… Heme aquí que vengo…Sigue leyendo «NATURALEZA, ORIGEN, PROGRESO DE LA LITURGIA»

El Papa Pio X y la paz

“Durante estos meses, el mundo católico, al confirmar su propia fe, ha presentado a la doliente raza humana la cruz de Cristo como única fuente de paz. Hoy, más que nunca, se anhela esta paz; hoy que las clases se enfrentan contra las clases y las naciones contra las naciones; cuando los conflictos internos, cadaSigue leyendo «El Papa Pio X y la paz»

La Iglesia continúa el oficio sacerdotal de Jesucristo

La Iglesia, pues, fiel al mandato recibido de su Fundador, continúa el oficio sacerdotal de Jesucristo, sobre todo mediante la sagrada liturgia. Esto lo hace, en primer lugar, en el altar, donde se representa perpetuamente el sacrificio de la cruz y se renueva, con la sola diferencia del modo de ser ofrecido[6]; en segundo lugar,Sigue leyendo «La Iglesia continúa el oficio sacerdotal de Jesucristo»

Vio Dios todo lo que había hecho; y era muy bueno

PRIMERA LECTURA Lectura del libro del Génesis. AL principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra estaba informe y vacía; la tiniebla cubría la superficie del abismo, mientras el espíritu de Dios se cernía sobre la faz de las aguas. Dijo Dios: «Exista la luz».Y la luz existió.Vio Dios que la luz eraSigue leyendo «Vio Dios todo lo que había hecho; y era muy bueno»

En las horas que tú duermes

Del huerto Jesús atado cuál facineroso sacan y a la ciudad lo conducen con un gran rumor y algazara. A anas lo llevan primero y una cruel bofetada sufrió aquí de un mal ministro. Y a caifás luego lo pasan burlas y afrentas. Dios sufre y calla no así lo haces cuando te agravian EnSigue leyendo «En las horas que tú duermes»

“El que se humilla será ensalzado”

Un día, el abad Macario volvía del campo a su celda llevando unas hojas de palmera. En el camino, el diablo le abordó con una hoz queriéndole herir, pero no lo logró. El diablo le dijo entonces: “Macario, padezco muchos tormentos por tu causa, porque no te he podido vencer. Sin embargo, hago todo loSigue leyendo «“El que se humilla será ensalzado”»

Santo Sacrificio de la Misa

Te doy mi cuerpo divino y mi pasión amarga, para que a tu vez, me los ofrezcas como tu bien, Hazme estos dones; yo te los devolveré después; ofrécemelos otra vez y a cada ocasión tu mérito se multiplicará; por que lo que el hombre hace en la tierra, le será centuplicado en la eternidadSigue leyendo «Santo Sacrificio de la Misa»

El más grande regalo

«Cuańdo esté preparado en esta vida de amor y de celo, pediré al buen Jesús otra gracia, que es precisamente el don más precioso que pueda conceder a las almas de sus fieles, y que es éste: ser crucificado en el cuerpo y en el alma, consumiéndose incesantemente en su martirio de amor… Corazón agonizanteSigue leyendo «El más grande regalo»

Los ángeles están presenten en Misa

Cuando es sacerdote celebra el sublime sacrificio de la Misa, los ángeles le asisten, y el coro de los espíritus celestiales entona un cántico de alabanza en honor de Aquél que es inmolado. En ese momento, no sólo los hombres, sino también los ángeles y los arcángeles están arrodillados delante de Dios. Ese es elSigue leyendo «Los ángeles están presenten en Misa»