Santo Sacrificio de la Misa y el Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento se ha cumplido este divino Holocausto, existen figuras y símbolos en el Antiguo Testamento.

La primera Imagen del Santo Sacrificio de la Misa fue el Sacrificio del Justo y piadoso Abel, que ofreció al Altísimo los mejores corderos como un homenaje de sumisión a su infinita Majestad, que esta ofrenda fue agradable a Dios Todopoderoso, lo sabemos por estas palabras de la Santa Escritura.
El Señor puso sus ojos en Abel y sus dones. Teodoro comenta así este pasaje: El Señor inflamo el Sacrificio de Abel, es decir, que cuando el piadosos Abel había dejado su oblación junto con la leña sobre el Altar y con sus oraciones la ofrecía a Dios, cayó fuego del cielo y consumió la carne de las víctimas. Sucede lo mismo en la Misa; cuando el sacerdote ha ofrecido la oblación del pan y del vino, pronuncia las palabras de la consagración; en el Espíritu Santo, como fuego divino, baja del cielo y consume la oblación del pan y del vino, cambiandolos en el verdadero Cuerpo y Sangre de Cristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s