¿Dios existe?



5 vias Santo Tomás de Aquino
1 vía, consideración

“No es posible una cadena infinita de movimiento; por tanto, es necesario llegar a un Primer motor”. Imaginemos que vemos pasar un tren por primera vez. Desconcertados nos preguntamos cómo se mueve el vagón que pasa a nuestro lado. Inmediatamente nos damos cuenta de que está siendo jalado por el vagón anterior. Pero entonces nos preguntamos “¿ Y cómo se mueve ese vagón?”. Y nos respondemos “¡ Ah, claro! Lo está jalando el otro que va más adelante”. Pero entonces nos acosa la pregunta “¿ Y qué es lo que mueve a ese?”. Justo en ese momento, antes de nos respondamos, aparece alguien y nos dice: “No te siguas rompiendo la cabeza, ¡hay infinitos vagones que se mueven unos a otros!”. ¿Le creeríamos? Tal vez en un primer momento sí, pero si analizamos bien las cosas nos daremos cuenta de que dicha afirmación no tiene ni pies ni cabeza. Y es que si fueran infinitos vagones que se dan sucesivamente el movimiento ¡tendría que pasar un proceso infinito de transmisión del movimiento para que recién pueda moverse el vagón que está a nuestro lado! Pero eso es una clara contradictio in adjecto (contradicción adjetiva) pues no puede haber un “infinito terminado”. Decir que ha pasado un proceso infinito de transmisión sucesiva del movimiento de un vagón a otro hasta llegar al vagón que está a nuestro costado ¡es tanto como decir que hemos contado todos los números enteros negativos desde el menos infinito hasta el -1 o que hemos llegado a la superficie saltando desde el fondo de un pozo sin fondo! Absurdo a todas luces. Así, pues, donde hay serie hay término. Se puede contar uno, dos, tres… pero nunca se llegará a decir “infinito”. Por más que la serie pueda seguir de modo indefinido siempre se estará en una cantidad definida de términos por más grande que esta sea. No es posible, entonces, una cadena infinita de movimiento. Por consiguiente, es necesario que exista un Primer motor o, en términos del ejemplo, una locomotora. Tal vez pueda objetarse: “¡ Ah!, pero eso es suponiendo tiempo lineal. En cambio, si lo supusiéramos curvo o circular la cosa cambiaría pues bien podríamos, utilizando el mismo ejemplo, agregar vagones hasta recorrer todo el mundo en círculo, siendo que el primero estaría conectado con el último y así todos se darían el movimiento conjuntamente unos a otros sin necesidad de tener que recurrir a un Primer motor”. Aquí hay que responder que en primer lugar la primera vía no supone necesariamente un tiempo lineal pues, al constituirse ante todo como una prueba metafísica, tenemos que la dependencia existente del móvil con respecto al motor en la cadena de movimiento es ontológica antes que temporal. Por otra parte, agregar vagones hasta recorrer todo el mundo en círculo y que el último se conecte con el primero no explica la razón ni el principio del movimiento, ni siquiera del primer vagón. Por tanto, todavía es necesario arribar a un Primer motor para explicar el movimiento de todos los demás seres

¿DIOS EXISTE?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer. Dante A. Urbina

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: