La Paz

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) Cuando tengas toda tu alma limpia de toda culpa, procura que no nazcan disensiones ni disputas por tu culpa. Empieza por tener paz en ti mismo y así podrás ofrecer la paz a los demás. Y deSigue leyendo «La Paz»

Señalar tu pecado es una forma de decir te quiero en Cristo Jesús Evangelio según san Mateo, 5: 7- 7 «Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia». (v. 7) Pero misericordia se entiende aquí no sólo la que se practica por medio de limosnas, sino la producida por el pecado del hermano, ayudándose así unosSigue leyendo

Misericordia y justicia

Evangelio según san Mateo, 5: 7- 7 «Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia». (v. 7) La justicia y la misericordia están tan unidas que la una sostiene a la otra. La justicia sin misericordia es crueldad y la misericordia sin justicia es disipación. Por ello después de la justicia habla de la misericordia diciendo:Sigue leyendo «Misericordia y justicia»

Por tanto, debe existir un ser distinto, inteligente y libre, que los dirija hacia sus respectivos fines

La prueba de esta premisa es también bastante sencilla. Y es que, como decía Santo Tomás de Aquino, “lo que carece de conocimiento no tiende a un fin (por sí mismo) si no lo dirige alguien que lo entienda y lo conozca, tal como el arquero dirige la flecha”; de este modo, los seres puramenteSigue leyendo «Por tanto, debe existir un ser distinto, inteligente y libre, que los dirija hacia sus respectivos fines»

Hambre y sed de justicia

Evangelio según san Mateo, 5: 6- 6 «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos». (v. 6) Llama a la justicia, ya universal ya particular, contraria a la avaricia. Como más adelante hablará de la misericordia, nos dice antes cómo debemos compadecernos, no del robo ni de la avaricia. EnSigue leyendo «Hambre y sed de justicia»

pœnitemini, et credite Evangelio

Evangelio según san Mateo, 5:5-5 «Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados». (v. 5) Obsérvese que propuso esta bienaventuranza con cierta intención. Y por ello no dijo: «Los que se entristecen» sino «los que lloran». Nos enseñó así la sabiduría más perfecta. Pues si los que lloran a los hijos u otros individuos queSigue leyendo «pœnitemini, et credite Evangelio»

5 vias Santo Tomás de Aquino

¿Dios existe? 5 vias Santo Tomás de Aquino Quinta vía: el argumento del orden en el cosmos La quinta y última vía para demostrar la existencia de Dios se funda en el orden del universo y se estructura como sigue: 1. Vemos constantemente que existe un orden en nuestro universo, es decir, que los entesSigue leyendo «5 vias Santo Tomás de Aquino»

Pecado social

Evangelio según san Mateo, 5: 5- 5 «Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados». (v. 5) Y los que lloran sus pecados pueden llamarse en realidad bienaventurados, pero a medias. Más bienaventurados son aquellos que lloran los pecados ajenos, tales conviene que sean todos los maestros Pseudo- Crisóstomo, opus imperfectum in Matthaeum, hom. 9Sigue leyendo «Pecado social»

Tierra de vivos

Evangelio según san Mateo, 5: 4- 4 «Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra». (v. 4) Pero la tierra aquí, como algunos dicen, todo el tiempo que se conserve en este estado es tierra de muertos porque está sujeta a la vanidad. Cuando queda libre de la corrupción entonces se convierte en tierra deSigue leyendo «Tierra de vivos»

CRISTO ES CABEZA DE LOS ÁNGELES

—Consta expresamente en la Sagrada Escritura. Hablando de Cristo, dice el apóstol San Pablo: «El es la cabeza de todo principado y potestad» (Col. 2,10). La prueba de razón la da Santo Tomás, diciendo que donde hay un solo cuerpo hay que poner una sola cabeza. Ahora bien: el Cuerpo místico de la Iglesia noSigue leyendo «CRISTO ES CABEZA DE LOS ÁNGELES»