Doble cara



Gran Maestre el señor Wilson: «La masonería no persigue el triunfo de ningún tipo de gobierno determinado, ni de implantar una forma de Estado en particular. Su fin primordial es —a través de sus hombres— el de crear en cada época y sociedad las condiciones favorables para los carnbios que en todo orden se producen luchando para mantener y ampliar, cada vez más, los valores esenciales de la persona humana, individual y socialmente.

Con su lema de Libertad, Igualdad y Fraternidad o con sus ideas, lo masónico estuvo presente en las dos revoluciones inglesas de 1648 y 1688; en la revolución norteamericana de 1776, la Francesa de 1789, en la independencia hispanoamericana (?), en la Reforma de Benito Juárez, en México; o en la Revolución española de 1936″7.

En este mismo texto debe observarse que para la masonería, más allá de la accidentalidad de un tipo de gobierno o una forma de Estado (sea cual fuere), «su fin primordial es… el de crear en cada época y sociedad las condiciones favorables para los cambios» en orden a los valores de la persona. Nada se dice de estos valores que, de todos modos, se engarzan en una concepción progresiva de cambios irreversibles; trátase, pues, de «unir a los hombres en aquellos principios comunes á todos*, lejos de todo fanatismo y superstición, practicando la más completa tolerancia.

El fanatismo y la superstición se han identificado siempre con el Catolicismo (en el lenguaje del liberalismo extremo), y la «tolerancia» nada tiene que ver con el amor o caridad cristiana sino con la igualación de todas las religiones y la indistinción de la verdad y el error.

Es una concepción «filantrópica, filosófica y progresiva» de la realidad humana en la mera línea de la temporalidad histórica, en la que verdad y error son relativos a la situación concreta. Al final de este proceso progresivo aparece sólo la imagen de una religión de la Humanidad de la cual está excluido, absolutamente, el Cristianismo desde que está excluida la Revelación y la Divinidad de Cristo. En el sentido cristiano, no hay salvación

ALBERTO CATÜRÉLLÍ LA IGLESIA CATÓLICA Y LA MASONERÍA Doctrina y Documentos

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: