Religiosos y misioneros

Entre estos predilectos, Tú en calidad de rey de las virtudes de Jesucristo, el Predilecto, tendrás tus complacencias, puesto que ellos en todas las Misiones no tendrán más finalidad que darte toda la gloria de los despojos que arrebatarán a sus enemigos. Por su abandono a la Providencia y su devoción a María, tendrás lasSigue leyendo «Religiosos y misioneros»

¿Hermana o madre tierra?

«El hombre parece, a veces, no percibir otros significados de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de su uso inmediato y consumo. En cambio era voluntad del Creador que el hombre se pusiera en contacto con la naturaleza comocomo <explotador ,dueño y custodio> inteligente y noble, y no destructor> sinSigue leyendo «¿Hermana o madre tierra?»

El hombre y la naturaleza

«(El hombre), es colocado en el jardín para cultivarlo y custodiarlo, por encima de todos los demás seres puestos por Dios bajo su dominio (Génesis, 1, 15 y ss). Pero al mismo tiempo el hombre debe someterse a la voluntad de Dios, que pone limites en el uso y dominio de las cosas (Génesis, 2,Sigue leyendo «El hombre y la naturaleza»

Sacerdotes

«Estos imitadores de los Apóstoles predicarán con gran fuerza y poder; tan grande y resplandeciente, que conmoverán las almas y los corazones en los lugares en donde prediquen. A ellos darás tu palabra, tu misma boca y sabiduría, a las que ninguno de sus enemigos podrá resistir» Súplica ardiente para pedir misioneros (S. Luis M.Sigue leyendo «Sacerdotes»

Objeción común: Jesús no cumple los estándares mesiánicos estipulados en el Talmud.

Pero no es una objeción fuerte porque el verdadero parámetro de referencia a este respectoson las Escrituras Sagradas de los judios (lo que los cristianos conocen como el «Antiguo Testamento») y no tanto el Talmud Además, es engañoso decir que «Jesús no cumple los estándares mesiánicos del Talmud» no solo porque gran parte del mismoSigue leyendo «Objeción común: Jesús no cumple los estándares mesiánicos estipulados en el Talmud.»

Nuestro

Evangelio según san Mateo, 6: 9- 9 «Vosotros, pues, así habéis de orar: Padre nuestro que estás en los cielos. Santificado sea tu nombre». (v. 9) No decimos: «Padre mío», sino: «Padre nuestro», porque el Maestro de la paz y de la unión no quiso que se hiciesen súplicas de una manera aislada, como cuandoSigue leyendo «Nuestro»

Objeción del Judaísmo

Se dice que Jesús no puede ser el Mesías porque “niega la Ley de Dios, los mandamientos y la tradición judía”. Eso es simplemente errado. Jesús se enmarca claramente en el contexto judío. A diferencia de otros líderes religiosos como Mahoma, Buda, Confucio o Krishna, Él vino como un judío observante de la Torá. YSigue leyendo «Objeción del Judaísmo»

Cristianismo y naturaleza

Las ideas bíblicas del dominio del hombre sobre el mundo no autorizan en ningún momento la explotación indiscriminada de los recursos naturales. Podría decirse que, por el contrario, la crisis ecológica proviene de la incapacidad del ser humano de reconocer las limitaciones que le impone su condición de administrador,no del dueño de la Creación «.Sigue leyendo «Cristianismo y naturaleza»

Sociedad de consumo

Colores, formas, texturas, diseños, tamaños, estilos, imágenes, sonidos: variables a combinar incesantemente para producir diferencias que empiezan a valorarse aún más que la propia funcionalidad del objeto de consumo y que ya no son parte de la cosa, sino agregados aleatorios, nimiedades intercambiables, que no reflejan ni una belleza estética externa al producto ni unaSigue leyendo «Sociedad de consumo»