La Orden Tercera de San Francisco.

Y aprovechando esta oportunidad, renovamos ahora justamente Nuestro encargo, ya repetido, de propagar y fomentar con toda diligencia la Orden Tercera de San Francisco, cuyas reglas con suavidad prudente hemos moderado hace poco. El único fin que le dio su autor es traer a los hombres la imitación de Jesucristo, al amor de su Iglesia,Sigue leyendo «La Orden Tercera de San Francisco.»

¿No es indigno de Dios cuidar de todos los seres, aun los más ínfimos?

No; si Dios ha creído ser digno de Él crearlos, ¿por qué ha de ser indigno de Él velar por ellos? Precisamente porque el sol es muy grande y está muy alto, sus rayos llevan a todas partes la luz y la vida. Porque Dios es infinitamente grande, no hay chico ni grande en suSigue leyendo «¿No es indigno de Dios cuidar de todos los seres, aun los más ínfimos?»

NATURALEZA, ORIGEN, PROGRESO DE LA LITURGIA

Honor tributado al Padre por el Verbo encarnado: en la tierra… Efectivamente, apenas «el Verbo se hizo carne» se manifestó al mundo dotado de la dignidad sacerdotal, haciendo un acto de sumisión al Eterno Padre que había de durar todo el tiempo de su vida: «al entrar en el mundo, dice… Heme aquí que vengo…Sigue leyendo «NATURALEZA, ORIGEN, PROGRESO DE LA LITURGIA»

En el obscuro Medievo

Es que la “Edad Media” construyó cosas tan horripilantes que incluso hasta el día de hoy existe gente que desea despilfarrar sus ahorros y masacrar sus sentidos con las catedrales góticas y románicas, los manuscritos iluminados, los frescos en las paredes de los claustros o iglesias, la poesía medieval, los cantares de gesta, los vitrales,Sigue leyendo «En el obscuro Medievo»

El disidente Dr. Paul McHugh

es otro prominente disidente de la ideología de gęnėrõ. Su autoridad es particular, ya que no solamente fue el jefe del departamento de psiquiatría del hospital John Hopkins, sino que fue uno de los miembros del proyecto original de operaciones para la reasignación de gęnėrõ allá por 1960 y fue quien clausuró dicho experimento enSigue leyendo «El disidente Dr. Paul McHugh»

El origen de la religión Prueba antropológica del pecado original

La palabra “religión” viene del latín religare, que significa “volver a unir”. Así, la religión era aquella forma de espiritualidad que “re- ligaba” al hombre con la divinidad. Sin embargo, no se puede “volver a unir” a lo que nunca se ha desunido, no se puede “re-ligar” a lo que nunca se ha desligado. PorSigue leyendo «El origen de la religión Prueba antropológica del pecado original»

Deficiencias de algunos. Exageraciones de otros

No crean, sin embargo, los inertes y los tibios que cuentan con nuestro asenso porque reprendemos a los que yerran y ponemos freno a los audaces; ni los imprudentes se tengan por alabados cuando corregimos a los negligentes y a los perezosos. Aunque en esta nuestra carta encíclica tratamos, sobre todo, de la liturgia latina,Sigue leyendo «Deficiencias de algunos. Exageraciones de otros»

Apariciones Marianas, Nuestra señora de Akita, Japón

(Pendiente de aprobación por la Santa Sede de la Iglesia católica) Si una madre, desde un barco observase que su hijito se tiró de este yse está ahogando en el mar iqué no haría? Con absoluta seguridad, esta madre tiraría a su hijito cuerdas, flotadores, 1 tablas, botes salvavidas, e incluso bajaria ella misma aSigue leyendo «Apariciones Marianas, Nuestra señora de Akita, Japón»

Secularización y origen de la batalla cultural

En suma, la esfera de la cultura en la sociedad moderna modifica sus elementos de forma radical. Al perder peso la religión y la tradición, sus custodios pierden por añadidura el relevante lugar de otrora concerniente a su reproducción. La cultura se vuelve un producto humano, consciente de sí, abierto al arbitrio de los hombres:Sigue leyendo «Secularización y origen de la batalla cultural»

Hijo de Dios

Evangelio según san Mateo, 5: 9- 9 «Bienaventurados los pacíficos, porque se llamarán hijos de Dios». (v. 9) La bienaventuranza de los pacíficos es el premio de su adopción. Y por ello se dice: «Porque serán llamados hijos de Dios». El padre de todos es solamente Dios, y no se puede entrar a formar parteSigue leyendo «Hijo de Dios»