LOS FRUTOS DESQUICIADOS DE LA AGENDA DE GēNėRō: HOMBRES EN EL DEPORTE FEMENINO


La mediofondista sudafricana Caster Semenya deja atrás a todas sus rivales. Pero eso se debe principalmente a que no es una mujer, sino un hombre. Semenya no tiene ni ovarios ni útero, pero sí testículos ocultos y altos niveles de testosterona. Una sentencia del Tribunal Internacional de Arbitraje Deportivo (TAS) de Lausana obligó a Semenya a reducir artificialmente sus niveles de testosterona para poder seguir compitiendo como mujer. Al parecer, entretanto se ha descartado la decisión de excluir definitivamente a los atletas de origen masculino de las competiciones deportivas femeninas, por ser po lítica m ente incorrecto.

Se casó en el 2015 con una mujer, considerado como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time

Las raíces ocultas de la agenda de gènęrø: El plan maestro para una sociedad asêxû@da. Alejandro Kaiser

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: