Sobre el Concilio de Florencia, Antigua y Nueva ley



presenta la inmutable y constante enseñanza del Evangelio, afirmando que después de la Pasión de Cristo nadie puede poner su esperanza en las prescripciones legales del Antiguo Testamento y someterse a ellas como necesarias para la salvación. Si alguien después de la promulgación del Evangelio no cree en Cristo y en su lugar observa las prescripciones legales del Antiguo Testamento, perderá la salvación eterna (cf. Eugenio IV, Bula Cantate Domino)17. Pío XII transmitió la misma constante doctrina, enseñando que «El Nuevo Testamento tomó el lugar de la Antigua Ley que había sido abolida» (Encíclica Mystici Corporis, 29)

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: