Nazareth

138:13  Porque tú has formado mis riñones, me has tejido en el vientre de mi madre;
138:14  te doy gracias por tantas maravillas: prodigio soy, prodigios tus obras. Mi aliento conocías cabalmente,
138:15  mis huesos no se te ocultaban, cuando era formado en lo secreto, tejido en las honduras de la tierra.
138:16  Mi embrión veían tus ojos; en tu libro están inscritos los días que me has fijado, sin que aún exista el primero.

Salmos

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: