Religiosos y misioneros

Entre estos predilectos, Tú en calidad de rey de las virtudes de Jesucristo, el Predilecto, tendrás tus complacencias, puesto que ellos en todas las Misiones no tendrán más finalidad que darte toda la gloria de los despojos que arrebatarán a sus enemigos. Por su abandono a la Providencia y su devoción a María, tendrás lasSigue leyendo «Religiosos y misioneros»

Espíritu Santo y María virgen

Dios espíritu Santo ha comunicado a María, su fiel Esposa, sus dones inefables, escogiéndola dispensadora de todo lo que El poseeen forma que Ella distribuye a quien Ella quiere, cuanto Ella quiere, como Ella quiere y cuando Ella quiere, todos sus dones y Sus gracias Jamás se concede a los hombres don alguno del cieloSigue leyendo «Espíritu Santo y María virgen»

Dios Padre reunió en un lugar todas las aguas y las llamó mar, reunió en otro todas las gracias las llamó María

Este gran Señor tiene un tesoro o depósito riquísimo, en donde ha encerrado todo lo quehay de más bello, brillante, raro y precioso, incluso su Propio hijo, Maria, a quien los santos llaman Tesoro de Dios, de inmenso no es otro que cuya plenitud son enriquecidos los hombres Tratado de la verdadera devoción a laSigue leyendo «Dios Padre reunió en un lugar todas las aguas y las llamó mar, reunió en otro todas las gracias las llamó María»

La Compañía de María

Tú anunciaste esta ilustre Compañía a tu Profeta, que habla de ella en términos muy oscuros y misteriosos, pero totalmente divinos: “Hiciste caer una lluvia generosa, para reanimar a los tuyos redimidos. Y tus familiares hallaron reposo, en el lugar que tu bondad les preparó. El Señor da a los mensajeros la noticia: Dios dispersóSigue leyendo «La Compañía de María»

En el obscuro Medievo

En la pintura, una vez más, nos vemos obligados a citar las grandes obras que aun permanecen y que nos siguen asombrando, de las cuales no siempre han quedado los nombres de sus autores, pero toda iglesia europea (cristiandad) de aquella época es testigo de lo que decimos. Sin embargo hay algunos nombres que permitenSigue leyendo «En el obscuro Medievo»

Dios ha querido servirse de Maria en la Encarnación

Confieso con toda la Iglesia que, no siendo María sino una pura criatura salida de las manos del Altisimo comparada con la Majestad infinita, es menos que un átomo, o más bien, es nada, porque Sólo El es el que es, y, por consiguiente, que este gran Señor,que es independiente y se basta a síSigue leyendo «Dios ha querido servirse de Maria en la Encarnación»

Virgo Maria

Oh sublimidad incomprensible! i Oh extensión inefable! ;Oh grandeza sin medida! iOh abismo impenetrable! Todos los momentos del día, en todos los confines de !a tierra, en lo más alto de los cielos y en lo más profundo de los abismos, todo nos predica,nos todo nos habla admirablemente de Maria. Los nueve coros de losSigue leyendo «Virgo Maria»

Te pido señor

Hijos: Verdaderos hijos de María, tu Santa Madre, engendrados y concebidos por su caridad, llevados en su seno, pegados a sus pechos, alimentados con su leche, educados por sus cuidados, sostenidos por su brazo y enriquecidos con sus gracias Súplica ardiente para pedir misioneros (S. Luis M. G. de Montfort)

Mi alma alaba al Señor

Esta divina Señora, diré con todos los santos, es el paraiso terrestre en donde el nuevo Adán se ha encarnado, por obra del Espíritu Santo, para realizar alli maravillas incomprensibles, el mundo excelso que sólo a Dios pertenece y que encierra bellezas y tesoros inefables; la magnificencia del Altsimo, en donde El ha encerrado, comoSigue leyendo «Mi alma alaba al Señor»

A la destrucción de la sagrada familia

Lo intentaría, precisamente, en la Unión Soviética tras el triunfo revolucionario del bolcheviquismo. León Trotsky, padre del Ejército Rojo , ya declaraba en Escritos sobre la cuestión femenina, en clara sintonía con Engels, que “cambiar de raíz la situación de la mujer no será posible hasta que no cambien todas las condiciones de la vidaSigue leyendo «A la destrucción de la sagrada familia»