Paralelismos entre Salmos y Jesucristo

Salmos 22 y la pasión de Jesús, que llevan razonablemente a pensar que Él es el Mesías. Por ejemplo, en la primera parte del primer versículo se lee: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Salmos 22: 1), que son justamente las palabras que Jesús pronunció en la Cruz (cfr. Mateo 27: 46).Sigue leyendo «Paralelismos entre Salmos y Jesucristo»

Profecía sobre Jesucristo, en el antiguo testamento Isaías 53

“¿ Quién va a creer lo que hemos oído? ¿A quién ha revelado el Señor su poder? El Señor quiso que su siervo creciera como planta tierna que hunde sus raíces en la tierra seca. No tenía belleza ni esplendor, su aspecto no tenía nada atrayente; los hombres lo despreciaban y lo rechazaban. Era unSigue leyendo «Profecía sobre Jesucristo, en el antiguo testamento Isaías 53»

La Compañía de María

Tú anunciaste esta ilustre Compañía a tu Profeta, que habla de ella en términos muy oscuros y misteriosos, pero totalmente divinos: “Hiciste caer una lluvia generosa, para reanimar a los tuyos redimidos. Y tus familiares hallaron reposo, en el lugar que tu bondad les preparó. El Señor da a los mensajeros la noticia: Dios dispersóSigue leyendo «La Compañía de María»

¿Cuándo vendrá este diluvio de fuego de puro amor?

¿Cuándo vendrá este diluvio de fuego de puro amor? ¿Cuándo vendrá este diluvio de fuego de puro amor, que Tú debes enviar sobre toda la tierra, de manera tan dulce y vehemente, que todas las naciones –los turcos, los idólatras, los mismos judíos– se abrasarán en él y se convertirán? “Ninguna cosa escapa a suSigue leyendo «¿Cuándo vendrá este diluvio de fuego de puro amor?»

La oración y los sentidos

Evangelio según san Mateo, 6: 5- 6 «Y cuando oráis, no seréis como los hipócritas que aman el orar en pie en la sinagoga, y en los cantones de las plazas, para ser vistos de los hombres. En verdad os digo, recibieron su galardón. Mas tú cuando orares, entra en tu aposento, y cerrada laSigue leyendo «La oración y los sentidos»

“Que si no, me muero”.

¿Acaso no sería mejor morir que verte, Dios mío, todos los días tan cruel e impunemente ofendido, y hallarme todos los días más y más en peligro de ser arrastrado por los torrentes de iniquidad que van creciendo? Mil muertes me serían mas tolerables. ¡Envíame socorro desde el Cielo o llévate mi alma! Si noSigue leyendo «“Que si no, me muero”.»

Solo a ti señor

Oh beatísima gracia, que al pobre de espíritu lo haces rico en virtudes, y al rico en muchos bienes vuelves humilde de corazón! Ven, desciende a mi, lléname luego de tu consolación, para que no desmaye mi alma de cansancio y sequedad de corazón.Suplícote, Señor, que halle gracia en tus ojos, pues me basta, aunqueSigue leyendo «Solo a ti señor»

¿Permanecerás callado Señor?

Acuérdate, Señor, de esta comunidad en los efectos de tu justicia: “Señor ya es hora de que actúes, porque han violado tu Ley”11. Es tiempo de hacer lo que has prometido. ¡Tu divina Ley es quebrantada! ¡Tu Evangelio ha sido abandonado! Torrentes de iniquidad inundan toda la tierra y arrastran a tus mismos servidores. LaSigue leyendo «¿Permanecerás callado Señor?»

Sin pecado concebida

El fundamento bíblico de este dogma de fe: la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo La Inmaculada Concepción es un término usado para referirse al nacimientoSigue leyendo «Sin pecado concebida»