Ministros extraordinarios de la sagrada comunión

Soy de los Estados Unidos, y en varias diócesis tenemos el problema de la multiplicación extraordinaria de ministros de la Santa Comunión, mayoritariamente porque la Eucaristía se distribuye bajo las dos especies. En cualquier Misa dominical, pueden descender del altar antes de la Comunión hasta doce personas para distribuir el Santo Sacramento. ¿Cómo se puede restaurar la Iglesia si tanta gente que no ha sido formada en la auténtica piedad e igual inconscientemente asume que eso es “tradición”? El argumento sería algo así como: “Siempre hemos recibido la Eucaristía bajo ambas especies. Llevaría demasiado tiempo distribuir la Eucaristía de otra forma. Y, además, la Iglesia lo apoya. El obispo lo apoya. A los feligreses hombres y mujeres se les permite y promueve ser ministros extraordinarios de la Santa Comunión en la Misa del domingo e incluso en la Misa diaria”. Es difícil cambiar esto radicalmente de repente. Tenemos que ir despacio, paso a paso, y con buena catequesis tenemos que enseñar la grandeza del Señor. ¿Quién es la Eucaristía? A menudo, las Misas con los llamados ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión se asemejan al servicio de la cafetería y se hace de una manera rápida. Esto destruye el significado sobrenatural y la fe en la sublimidad y divinidad de la Eucaristía y también la esencial diferencia entre los laicos y los sacerdotes ordenados. No niego que muchos de los llamados ministros extraordinarios de la Santa Comunión tengan una fe real en Jesús y lo amen.
Creo que eso es lo que la mayoría diría, que lo hacen porque aman a Jesús, o porque quieren servir, o porque el sacerdote se lo pide. Pero no saben lo que hacen. Si lo supieran, nunca lo harían. Porque con ese servicio, colaboran a disminuir la santidad, lo sagrado, la realidad sobrenatural del misterio de la Eucaristía y la diferencia esencial entre el estado laico y el propio sacramento del sacerdocio. De esta forma, hay una borrosa distinción entre el sacramento sacerdotal y el sacerdocio común, y a la vista ofrecen una escena más propia de una Comunión protestante o de una cafetería
Athanasius Schneider. Christus vincit!

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: