El que ora ciertamente se salva, el que no ora ciertamente se condena

(San Alfonso María de Ligorio)


Esta sola frase de San Alfonso María de Ligorio es suficiente para mostrar la importancia capital de la oración: es requisito indispensable para la salvación.

En otras palabras, toda persona que quiera llegar al cielo debe orar y orar bien. Hay cosas opcionales en la vida espiritual; una persona podría tener más afinidad a una espiritualidad que a otra, siempre y cuando éstas sean católicas, podría tener más devoción a un santo que a otro, podría gustar más de una práctica de piedad que de otra. Sin embargo, el hacer oración no es una opción.

Es un llamado universal de Dios: «Dios vivo y verdadero llama incansablemente a cada persona al encuentro misterioso de la oración.» (Catecismo 2567) «Dios llama siempre a los hombres a orar.» (Catecismo 2569)

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: