El modelo de inflación eterna de Linde



plantea que la fase inflacionaria del universo (o multiverso) no termina nunca, dándose una inflación tras otra ad infinitum. Linde cree (o quiere creer) que planteando un universo infinito hacia el futuro podría restaurar la idea de universo eterno. Pero el punto es que no lo logra. Primero, porque su “infinito” hacia el futuro no es de ningún modo un infinito real sino solo uno potencial; y, segundo, porque la pretendida “eternidad” de su modelo no aplica hacia el pasado. Esto ya ha sido concluyentemente demostrado en 1994 por Arvind Borde y Alexander Vilenkin. Ellos escriben: “Un modelo en el cual la fase inflacionaria no tiene fin (…) naturalmente conduce a la cuestión: ¿Puede este modelo ser extendido a un pasado infinito, evitando de este modo el problema de la singularidad inicial? (…) Esto, de hecho, no es posible en espacio- tiempos inflacionarios de futuro eterno en cuanto estos obedezcan a condiciones físicas razonables: tales modelos deben necesariamente poseer singularidades iniciales” (26). No hay escapatoria: el modelo de Linde es geodésicamente acotado hacia el pasado.

Fotografía de Andrei Linde

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: