¿Dios existe?



5 vias Santo Tomás de Aquino
3 vía, consideración

Imaginemos una ronda circular de personas agarradas de las manos que representan a todos los seres del universo. Todas estas personas son contingentes y su contingencia se manifiesta en que cada cierto tiempo, por turnos, comienzan a desvanecerse. No obstante, cuando esto le comienza a suceder a uno ellos, la persona que está a su lado derecho le aprieta con fuerza la mano, transmitiéndole algo del ser, de modo que la primera deja de desvanecerse. Pero cuando esta segunda persona hace esto comienza también a desvanecerse, es decir, a acercarse hacia el no-ser. Sin embargo, en ese instante una tercera le aprieta fuertemente la mano y así sucesivamente unos con otros a lo largo de la ronda. Pues bien, aquí la pregunta pertinente es: ¿Bastará eso para decir que estas personas dan razón suficiente de su ser? De ningún modo. Esa dinámica de la ronda circular solo nos explica cómo es que se transfieren el ser unas a otras, pero no por qué existen. De ahí que el ejemplo necesariamente tenga, quiéralo o no, que partir de seres ya existentes pero sin jamás explicar su existencia, es decir, sin jamás resolvernos el problema que en verdad nos importa resolver: ¿Por qué hay algo en lugar de nada?. O, para expresarlo con la analogía: ¿sobre qué están paradas esas personas que forman la ronda?, ¿podrían formar la ronda si no hubiera algo subyacente que las sostuviera de tal modo que pudieran formarla?

¿DIOS EXISTE?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer. Dante A. Urbina

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: