Diversidad de identidades



Es importante notar que el cerebro, en la propia estructura hemisférica del córtex, está adaptado para percibir la división fundamental entre lo desconocido y lo conocido (el orden de las cosas).

Goldberg, Elkhonon. The new executive brain frontal lobes in a complex world, Oxford . New York, Ox-ford University Press, 2009; Goldberg, Elkhonon. The Executive Brain: Frontal Lobes and the Civilized Mind, Oxford, Oxford University Press, 2001.

Es el cerebro el que capta la realidad del ser humano como hombre o mujer y es el mismo cerebro el que capta un desorden o anomalía (en la conducta sęxüal, por ejemplo). Con respecto a los símbolos y nociones que representan la estructura del mundo (tales como ser “hombre” o “mujer”), una idea o concepto es creíble en tanto y cuanto surja como consecuencia de la investigación realizada en distintos campos. Es lo que en la ciencia se llama “validación”

Campbell, Donald T. y Donald W. Fiske. «Convergent and discriminant validation by the multitraitmultimethod matrix», Psychological Bulletin, 1959, 56, no. 2, pp. 81-105; Wilson, Edward Osborne. Consilience: unity of knowledge, 1st ed., New York, Knopf, 1998

Por eso, los cinco sentidos (ver, oler, oír, gustar, tocar) no son solamente cinco caminos perceptivos hacia la realidad, sino que son también cinco modos de percepción que operan bajo otra función cerebral que chequea y corrobora simultáneamente la información que recibe de cada uno de ellos. Las ciencias, por su parte, se corroboran mutuamente cuando afirman que cada ser humano es hombre o mujer dependiendo de la función reproductiva. La genética, la embriología, la biología y la zoología, cada una por su parte lo han confirmado, lo cual significa que el “binario” hombre/mujer es mucho más creíble de lo que se pensaba hasta el momento. Y es importante recalcar esto porque uno de los problemas de la ideología de génėrō es la percepción fallida de la realidad

Con respecto a la “orientación sęxüal» y demás etiquetas, como el ser heterosexual o experimentar una tendencia u orientación LÂGBĘT, estos son conceptos que en realidad denotan una conducta humana, no una propiedad distintiva, fija y biológicamente determinada en el ser humano. Esto quiere decir que las nociones “heterosęxüal» “homosę»uã», “lęsbįªna”, “bïsēxūål” o cualquier otro “género” son en sí conceptos simplistas y en cierta manera ideológicos, ya que no constituyen ninguna identidad personal. Lo que hay que decir, en cambio, es que el ser humano puede tener determinadas conductas sexüªles. Además, dichos conceptos y etiquetas (LÂGBĘT) tampoco corresponden a la realidad concreta y compleja de cada individuo. Por eso, la educación sęxüal comete un grave error al introducir la idea de la “diversidad de identidades”, cuando en realidad lo que tenemos son distintas conductas sexuales de individuos concretos.

Pablo Muñoz Iturrieta Atrapado en el cuerpo equivocado La idęolögīa de gėnērø frente a la ciencia y la filosofía

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: