Purgatorio


Se sabe que este lugar de sufrimientos es la morada temporal de las almas que abandonaron la tierra en estado de pecado venial, o sin haber satisfecho la pena merecida por los pecados ya perdonados. Son impotentes para abreviar por si mismas su expiacion. Asi como al lavarse la ropa no recobra su color primitivo, sino hasta despúes de haber pasado por el agua varias veces y haberse secado bajo los rayos del sol, de la misma manera las almas del Purgatorio no recobra en la pureza necesaria para entrar en el Reino de Dios, sino por las lagrimas de la penitencia que caen de los ojos cristianos, y por la gracia de Jesucristo. Asi pues, los rayos de este sol de justicia se concentraron en la Santa Misa, como en un espejo brillante. Haced un esfuerzo para asistir a ella con frecuencia y con devocion, socorriendo de esta manera a vuestros desgraciados hermanos. La Misa cotidiana es el arma de la gracia, la fuerza de la misericordia, y Dios no puede rehusar nada a aquellos que la oyen con fervor. Demos, pues, gracias a Jesús desde el fondo de nuestros corazones, por haber instituido para la miserable humanidad este sacrificio tan poderoso; demosle gracias por habernos dado un medio tan seguro para atraer su misericordia divina sobre nosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s