No puede haber un Creador anterior al tiempo

No puede haber un Creador anterior al tiempo Argumento: Si Dios existe, ha existido incluso desde antes que el universo exista. Pero, como ha demostrado la física actual, con el inicio del universo también se inicia el tiempo. Por tanto, decir que Dios existe desde antes del universo implica también postular que existe desde antesSigue leyendo «No puede haber un Creador anterior al tiempo»

Un sacerdocio externo, visible…

Por eso el sacerdocio externo y visible de Jesucristo se transmite en la Iglesia, no de manera universal, genérica e indeterminada, sino que es conferido a los individuos elegidos, con la generación espiritual del orden, uno de los siete sacramentos, el cual confiere no sólo una gracia particular, propia de este estado y oficio, sinoSigue leyendo «Un sacerdocio externo, visible…»

El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento

Es absolutamente equivocado decir que el Nuevo Testamento pasa la prueba de la evidencia interna. ¡El Nuevo Testamento está lleno de contradicciones! Luego, no se prueba la conclusión de la primera vía. Respuesta: Para responder a esta objeción primero hay que entender bien las reglas y criterios a los que deben ceñirse los historiadores paraSigue leyendo «El argumento de la fiabilidad histórica del Nuevo Testamento»

Un ser Subsistente no puede haber creado, pues ello sería irracional

Argumento: Dios, si existe, es un ser Subsistente y, además, el Creador del universo. Pero ello no es posible porque un ser Subsistente no tiene necesidades y, en cambio, un ser Creador debe crear por alguna necesidad, ya que de lo contrario sería irracional. Por tanto, un ser Subsistente no puede haber creado. Luego, DiosSigue leyendo «Un ser Subsistente no puede haber creado, pues ello sería irracional»

Fssp

V. Acordaos, oh Señor, de Vuestra Congregación.R. Que poseísteis desde el principio. Oremos¡Oh Señor Jesús! Tu que nacíste como testimonio de la Verdad, y que amas hasta el fin a quienes has elegido, dígnate aceptar benígnamente nuestras súplicas por nuestros pastores.Tú que todo lo sabes, tú sabes que ellos te aman y que todo loSigue leyendo «Fssp»

«Per ipsum, et cum ipso, et in ipso, est tibi Deo Patri omnipotenti, in unitate Spiritus Sancti, omnis honor et gloria»

La glorificación de la Trinidad Beatísima es el fin absoluto de la creación del mundo y de la redención y santificación del género humano. Pero en la economía actual de la Providencia y de la gracia, esa glorificación no se realiza sino por Jesucristo, con Jesucristo y en El. De manera que todo lo queSigue leyendo ««Per ipsum, et cum ipso, et in ipso, est tibi Deo Patri omnipotenti, in unitate Spiritus Sancti, omnis honor et gloria»»

En el obscuro Medievo

Cantigas de Santa Maríacolección de alabanzas a la Virgen María escritas en gallego medieval El manuscrito de las Cantigas de Santa María madre de Dios ruega por nosotros pecadores, escritas en galaicoportugués y en notación musical mensurada en la corte del rey Alfonso X el Sabio durante la segunda mitad del siglo XIII (entre 1270Sigue leyendo «En el obscuro Medievo»

Para mayor Gloria de Dios

La #vida es #breve.. se #vive una sola vez.Es necesario #ser #santos, no a #medias, sino totalmente, para #gloria de la #Inmaculada y la #mayor #gloria de #Dios#San #Maximiliano #Kolbe. #Mártir de #Auschwitz

La liturgia, culto interno y externo

Armonía y equilibrio en los miembros del Cuerpo místico De esto se deriva el armonioso equilibrio de los miembros del Cuerpo místico de Jesucristo. Con la enseñanza de la fe católica, con la exhortación a la observación de los preceptos cristianos, la Iglesia prepara el camino a su acción propiamente sacerdotal y santificadora; nos disponeSigue leyendo «La liturgia, culto interno y externo»

La nueva Jerusalén

Evangelio según san Mateo, 5: 14- 16 «Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad que está puesta sobre un monte no se puede esconder. Ni encienden una antorcha y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. A este modo ha deSigue leyendo «La nueva Jerusalén»