La Cruz

En el sistema romano, el patíbulo de la cruz empleado tenía una forma «oficial» de crux immissa o capitata (de cuatro brazos) donde el soporte vertical cruzaba con otro (de allí el nombre de «cruz latina»). Sin embargo, existía también la crux commissa, con forma de «T», es decir, de simplemente tres brazos. Por último,Sigue leyendo “La Cruz”

Jesús

Evangelio según san Mateo, 1: 21- 21 “Y parirá un hijo: y llamarás su nombre Jesús: porque él salvará a su pueblo de los pecados de ellos”. (v. 21) Vengan ahora y oigan los que preguntan quién es el que María ha engendrado. “Porque El salvará a su pueblo de los pecados de ellos”. NoSigue leyendo “Jesús”

Tipos de temperamento

Temperamento Sanguíneo Buenas cualidades: El sanguíneo es afable y alegre, simpático, sensible y compasivo ante las desgracias del prójimo, dócil y sumiso ante sus superiores, sincero y espontáneo (a veces hasta la inconveniencia). Su entusiasmo es contagioso y arrebatador; su buen corazón cautiva y enamora. Suele tener una concepción serena de la vida, dotado deSigue leyendo “Tipos de temperamento”

Jesús

Evangelio según san Mateo, 1: 21- 21 “Y parirá un hijo: y llamarás su nombre Jesús: porque él salvará a su pueblo de los pecados de ellos”. (v. 21) Jesús en hebreo significa Salvador. Luego da a entender la etimología del nombre, cuando dice: “Porque él salvará a su pueblo de los pecados de ellos”Sigue leyendo “Jesús”

José

Evangelio según san Mateo, 1: 21- 21 “Y parirá un hijo: y llamarás su nombre Jesús: porque él salvará a su pueblo de los pecados de ellos”. (v. 21) Le explica luego lo admirable de este nacimiento, porque Dios es quien envía desde el cielo, por ministerio de un ángel, el nombre que había deSigue leyendo “José”

Virtudes y vicios

existen particularidades sumamente necesarias para llegar a la santidad. Sabiendo que nuestra meta es la santidad, debemos conocer en nosotros qué nos ayuda para llegar a ella (virtudes), qué se constituye en un obstáculo para alcanzarla (vicios y defectos), y de qué manera podemos potenciar nuestro temperamento para llegar al Cielo. La virtud es unaSigue leyendo “Virtudes y vicios”

La ejecución y los soldados romanos

Los soldados «romanos» con que contaba Pilato en Judea, no eran del todo romanos: mientras los oficiales provenían, sí, de Italia, la gran parte de la tropa estaba compuesta por soldados auxiliares, reclutados de entre los sirios y samaritanos, pueblos hostiles a los judíos. Hay especialmente dos episodios en que los soldados de Pilato aparecenSigue leyendo “La ejecución y los soldados romanos”

Fin del hombre

«Todos los hombres son llamados al mismo fin: Dios» (Catecismo, 1878). Venimos de Dios y a Dios volvemos. El fin del hombre es la gloria eterna con Dios en la visión Beatífica. El hombre fue creado para el Cielo: «Los que mueren en la gracia y la amistad de Dios y están perfectamente purificados, vivenSigue leyendo “Fin del hombre”

Misión del hombre

Todo lo demás que el hombre haga, por bueno y noble que sea, debe estar subordinado a esta “búsqueda de la santidad”, a este “conocer, amar y servir a Dios”, a este “cumplimiento de su Voluntad”. El hombre no vive para ser ingeniero, ni doctor, ni padre o madre de familia, ni abogado, ni casado,Sigue leyendo “Misión del hombre”

José

Evangelio según san Mateo, 1: 21- 21 “Y parirá un hijo: y llamarás su nombre Jesús: porque él salvará a su pueblo de los pecados de ellos”. (v. 21) Y para que José no creyese que ya era innecesario el matrimonio por haberse verificado la concepción por obra del Espíritu Santo, sin cooperación suya, elSigue leyendo “José”