Prócula

Intervención de Prócula, esposa de Pilato «Mientras estaba sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: No te metas con este justo, porque hoy, en sueños he sufrido por su causa» (Mt 27, 19). La Vulgata dice «nihil tibi et iusto illi», dando un matiz más fuerte, «no tengas nada que ver con ese justo», aclaremos que la palabra griega dikaios también admite la traducción jurídica de inocente o, simplemente «santo»

Otras fuentes nos informan de las romanas nobles que estaban interesadas por la religión judía»[ 60]. Es más: sabemos que muchas mujeres romanas (sobre todo de familias acomodadas) se interesaban por la religión judía, hasta el punto de hacerse temerosas de Dios o prosélitas y aceptar la práctica de al menos una parte de las normas de la Torah. Semejante costumbre incluso penetró en el palacio imperial. Según Tácito, Popea, una de las esposas de Nerón, llegó a ser prosélita y, si esto era frecuente entre las matronas que vivían en Roma, cuánto más lo sería respecto de las que vivían en la misma Judea[ 61]

¡Crucifícalo!: Análisis histórico-legal de un deidicio
Javier Olivera Ravasi

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: