“Dios existe” ¡no significa necesariamente “conocer a Dios”!



Se trata de cosas distintas. Por ejemplo, yo puedo llegar a saber de modo muy razonable que existe un tal Juan Pérez conversando con gente que lo conoce, consultando su partida de nacimiento o buscándolo en el Internet, ¡pero eso no significa que yo realmente conozca a Juan Pérez! Tal vez alguno piense que esta aclaración es trivial. Pero no. Es de la máxima importancia. ¿Qué pasaría, por ejemplo, si Juan Pérez fuera la persona más importante y maravillosa del universo?, ¿o si fuera la única persona que le puede dar un sentido real a mi vida?, ¿o si fuera la única persona que me puede hacer verdaderamente feliz?, ¿o si fuera el fundamento mismo de la felicidad? ¿Me conformaría acaso solo con “saber que existe”? ¿No buscaría por todos los medios posibles tener una relación personal con él? ¿No sería acaso él lo más importante que habría en la vida? Pues bien, para nuestro caso “Juan Pérez” es Dios

¿DIOS EXISTE?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá)
Dante A. Urbina

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: