¿Dios existe?



5 vias Santo Tomás de Aquino
4 vía, consideración

En cuanto a aquello de que el aquinate comete una falacia non sequitur “al suponer que el que algo sea el máximo de una escala u orden hace que sea la causa de todas las cosas de esa escala u orden” hay que decir que no solo se ignora la naturaleza metafísica de las perfecciones puras -que son a las que nos estamos refiriendo- sino también los pasos intermedios que hemos seguido en la explicación de la vía para llegar a dicha conclusión. Por tanto, podemos decir que no es Santo Tomás de Aquino quien “cae ridículamente en una falacia non sequitur” sino que es la objeción la que comete una grave falacia ad ridiculum al ridiculizar el argumento de Aquino -introduciendo a su burlesca estrella “mamá” y a su todavía más burlesco elefante “papá”- para luego descalificarlo sin mayor comprensión o entendimiento de su profundidad filosófica y metafísica. Adicionalmente hay que considerar que, al llegar a la noción de ser esencial y máximamente Perfecto, la vía no está diciendo simplemente que no hay un ser más perfecto sino más propiamente que no puede haberlo, lo cual es exactamente todo lo contrario de lo que ocurriría con la estrella más grande del universo y el elefante más grande de África. Entonces, el principio metafísico aristotélico- tomista respecto del ser esencial y máximo no hay que tomarlo de modo ciego y burdo sino entenderlo en su correcto contexto filosófico conforme a sus condiciones de aplicación. Al respecto, Augros escribe: “El principio de la cuarta vía es (…) que el máximo en una categoría es la causa de todo en la categoría. ¿Cuándo esto debe ser verdad? Toda vez que se cumplan dos condiciones: 1) Cuando las cosas en el género necesitan una causa, y 2) cuando no es posible para la causa de las cosas en el género estar fuera de ese género. (…) En el caso de la cuarta vía nosotros estamos hablando de bondad, verdad y nobleza. Estas categorías se aplican a todas las cosas, o al menos no implican ninguna imperfección en su definición, y por tanto es necesario para cualquier causa de estas cosas el tener bondad, veracidad y nobleza, y más que sus efectos. En otras palabras, la segunda condición es satisfecha en el caso de las perfecciones nombradas en la cuarta vía, y por tanto el máximo en la categoría deber ser la causa de todas las otras cosas en la categoría”

¿DIOS EXISTE?: El libro que todo creyente deberá (y todo ateo temerá) leer. Dante A. Urbina

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: