En las horas que tú duermes



Del huerto Jesús atado cuál facineroso sacan y a la ciudad lo conducen con un gran rumor y algazara.

A anas lo llevan primero y una cruel bofetada sufrió aquí de un mal ministro. Y a caifás luego lo pasan burlas y afrentas. Dios sufre y calla no así lo haces cuando te agravian

En el sitio más hediondo del zaguán de aquella a casa estuvo Cristo metido hasta allí a la madrugada.

A discreción fue entregado de ruin gente desalmada que hicieron (con el crueles) villanias desusadas

Dándole golpes y bofetadas con mil salivas su fas manchaban

De quietud aquellas horas que tú duermes y descansas tu Dios de oprobios y afrentas padeciendo está sin tasa

Pues vendándole los ojos bofetones le descargan diciéndole que adivine quién el que te lo maltrata

Paciente sufre,
no habla palabra
no asi las penas
Sufrido aguantas

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: