El rechazo al cristiano


Evangelio según san Mateo, 5: 13- 13 «Vosotros sois la sal de la tierra. Y si la sal se desvaneciere, ¿con qué se salará? No vale ya para nada, sino para ser echada fuera y pisada por los hombres». (v. 13)

Cuando Jesús había dado a sus discípulos preceptos sublimes, para que no dijesen: «¿ cómo podremos cumplirlos?» los calma con alabanzas, diciéndoles: «Vosotros sois la sal de la tierra». Demuestra así que les añade esto por necesidad, como si les dijese: «No os envío por vuestra vida, ni por una nación, sino por todo el mundo. Y si al herir el corazón humano, éste os injuria, alegraos». Ese es el efecto de la sal, morder lo que es de naturaleza laxo y lo reduce. Por ello, la maldición de otros no os dañará, sino que será testigo de vuestra virtud

San Juan Crisóstomo, in Matthaeum, hom. 15,6

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: