Amad a vuestros enemigos

Evangelio según san Mateo, 5: 43- 48 «Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Mas yo os digo: Amad a vuestros enemigos; haced bien a los que os aborrecen. Y rogad por los que os persiguen y os calumnian: Para que seáis hijos de vuestro Padre, que estáSigue leyendo «Amad a vuestros enemigos»

Zeitgesit (espíritu de la época)

Jesús efectivamente existió. Pero no fue un personaje tan especial como se pretende sino que, a decir verdad, fue mitologizado por sus seguidores quienes copiaron historias de la tradición pagana tales como las de Horus, Osiris, Krishna, Mitra, Tammuz, Adonis y Apolonio de Tiana. Respuesta: La idea de que la creencia en Jesús fue unaSigue leyendo «Zeitgesit (espíritu de la época)»

Batalla cotidiana y permanente

La democracia como ideal abre por sí misma una batalla por la delimitación de los contenidos concretos de esa ficción de la que la entera política moderna depende: el pueblo. Se trata de una batalla tanto política como cultural. Política, porque aquellos que pretenden hacerse de las instituciones políticas del Estado necesitan legitimarse a partirSigue leyendo «Batalla cotidiana y permanente»

Las tres opciones sobre Cristo

“Eso nos deja tres posibilidades: que sea un loco, que sea un mentiroso o que sea Dios”. Acabamos de ver que Jesús afirmó -con sus palabras y obras- ser Dios. Esta afirmación nos deja dos posibilidades: o es verdadera o es falsa. Si la afirmación es verdadera, entonces Jesús es efectivamente Dios. Pero si esSigue leyendo «Las tres opciones sobre Cristo»

El problema del mal existencial

¿Qué es el “mal existencial”? Nada más y nada menos que el sufrimiento, tanto físico como espiritual. Pues bien, ¿tiene Dios razones morales suficientes para permitir el “mal existencial”, es decir, el sufrimiento? Siguiendo a San Agustín, quien decía que “Dios no permitiría el mal si no fuese lo suficientemente Sabio y Bueno como paraSigue leyendo «El problema del mal existencial»

El argumento del mal

El argumento del mal “Solo existe un argumento verdaderamente fuerte contra la creencia Dios: el de la existencia del mal”, decía el filósofo y teólogo norteamericano Alvin Platinga. En efecto, todos nosotros en algún momento de nuestras vidas frente a la innegable evidencia de la injusticia y el sufrimiento que observamos -y experimentamos- en elSigue leyendo «El argumento del mal»

DECLARACIÓN DEL EPISCOPADO ARGENTINO SOBRE LA MASONERÍA

A los padres y madres de familia A los padres y madres de familias cristianas, asociados por Dios a su divina paternidad, que tienen en sus hijos la prolongación de sus vidas, les exhortamos a cuidar celosamente la educación de sus hijos, que son también hijos de Dios. Frente a las insinuaciones del mal ySigue leyendo «DECLARACIÓN DEL EPISCOPADO ARGENTINO SOBRE LA MASONERÍA»

Lucifer o Prometeo quien inspira, a la Fundación Rockefelle

Lucifer o Prometeo quien inspira, a la Fundación Rockefeller Según las actas de la Conferencia de la Fundación Rockefeller de 1977, la situación en Estados Unidos a principios de la década de 1960 era bastante diferente. Una encuesta realizada a 15 000 mujeres que terminaron el bachillerato en 1961 mostró que la mayoría de lasSigue leyendo «Lucifer o Prometeo quien inspira, a la Fundación Rockefelle»

LA DIFERENCIACIÓN MODERNA Y CULTURA

La batalla cultural no es un fenómeno ahistórico. Tal como aquí se ha conceptualizado al menos, no se podrían hallar batallas culturales en todos los tiempos y en todos los lugares. Al contrario, la batalla cultural tiene un contexto sociohistórico de emergencia bien preciso que posibilita, por un lado, concebir la cultura como un campoSigue leyendo «LA DIFERENCIACIÓN MODERNA Y CULTURA»

Si no hay Dios, la sociedad es imposible.

Una sociedad no puede subsistir si no existen la autoridad que impone las leyes, la obediencia que las cumple, y las virtudes sociales. Ahora bien, faltando la creencia en Dios, los gobernantes de los pueblos no tienen espíritu de justicia, se convierten en tiranos, y en el poder no buscan más que el modo deSigue leyendo «Si no hay Dios, la sociedad es imposible.»