Nuestra señora de Lourdes




En Tarbes (Francia), a Bernardette Soubirous, de 14 años de edad. Según declaraciones de la niña, la Virgen iba vestida de blanco, con una banda azul en la cintura y una rosa sobre cada pie. Llevaba en sus manos un rosario y pasaba las cuentas a la vez Bernadette lo rezaba.
La Virgen pidió a la niña que recomendara la oración y la penitencia. Le dijo también que se dirigiera a los sacerdotes del pueblo y les pidiera en su nombre que edificaran allí una capilla. Y, atendiendo a las indicaciones de la Virgen escarbó Bernadette en el suelo hasta encontrar una vena de agua, con cuyo uso comenzaron a florecer los milagros. Por fin, la Señora declaró a la vidente su identidad: yo soy la Inmaculada Concepción. El Obispo de Tarbes examinó el asunto con toda prudencia y discreción, llegando a la conclusión de que era verdad que la Virgen Inmaculada se había aparecido en la gruta de Massabielle. Se construyó la capilla y miles de peregrinos desde entonces no dejan de acudir a la gruta Lourdes. Los presuntos milagros han sido estudiados médica y teológicamente y unos setenta han sido aprobados como verídicos.

Bernardita realiza sus votos perpetuos en 1878 y, tras una dolorosa enfermedad, murió poco después, el 16 de abril de 1879. Fue canonizada por el papa Pío XI el 8 de diciembre de 1933.
 

Publicado por paquetecuete

Cristiano Católico Apostólico y Romano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: