Los 3 tipos de oración

El Señor conduce a cada persona por los caminos que Él dispone y de la manera que Él quiere. Cada fiel, a su vez, le responde según la determinación de su corazón y las expresiones personales de su oración. No obstante, la tradición cristiana ha conservado tres expresiones principales de la vida de oración: laSigue leyendo “Los 3 tipos de oración”

Servidores de la oración

Los ministros ordenados son también responsables de la formación en la oración de sus hermanos y hermanas en Cristo. Servidores del buen Pastor, han sido ordenados para guiar al pueblo de Dios a las fuentes vivas de la oración: la palabra de Dios, la liturgia, la vida teologal, el hoy de Dios en las situacionesSigue leyendo “Servidores de la oración”

La formación cristiana

los Cristianos tenemos el deber de formarnos y conocer a fondo nuestra fe, pues como nos lo dijo nuestro primer Papa, el apóstol San Pedro: estad “siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza” (1 Pe 3,15)

Dios te salve, María (Alégrate, María)

La salutación del ángel Gabriel abre la oración del Avemaría. Es Dios mismo quien por mediación de su ángel, saluda a María. Nuestra oración se atreve a recoger el saludo a María con la mirada que Dios ha puesto sobre su humilde esclava (cf Lc 1, 48) y a alegrarnos con el gozo que DiosSigue leyendo “Dios te salve, María (Alégrate, María)”

LA TRADICIÓN DE LA ORACIÓN

La oración no se reduce al brote espontáneo de un impulso interior: para orar es necesario querer orar. No basta sólo con saber lo que las Escrituras revelan sobre la oración: es necesario también aprender a orar. Pues bien, por una transmisión viva (la sagrada Tradición), el Espíritu Santo, en la “Iglesia creyente y orante”Sigue leyendo “LA TRADICIÓN DE LA ORACIÓN”

Nuestra señora de Lourdes

En Tarbes (Francia), a Bernardette Soubirous, de 14 años de edad. Según declaraciones de la niña, la Virgen iba vestida de blanco, con una banda azul en la cintura y una rosa sobre cada pie. Llevaba en sus manos un rosario y pasaba las cuentas a la vez Bernadette lo rezaba. La Virgen pidió aSigue leyendo “Nuestra señora de Lourdes”

Rodilla derecha para Dios, Rodilla izquierda para mí esposa

Estas cosas, venerables hermanos, hemos creído deberos escribir para procurar la salud de todo creyente. Los adversarios de la Iglesia abusarán ciertamente de ellas para refrescar la antigua calumnia que nos designa como enemigos de la sabiduría y del progreso de la humanidad. Más para oponer algo nuevo a estas acusaciones, que refuta con perpetuosSigue leyendo “Rodilla derecha para Dios, Rodilla izquierda para mí esposa”

Sobre la Santo Sacrificio del Altar

Cristo nos ha amado, dice San Pablo y se ha ofrecido por nosotros como una víctima de agradable suavidad. Así pues, por estas palabras: Haced esto en memoria mía, ha mandado a los apóstoles y a sus sucesores que hicieses lo que hizo El mismo. Los sacerdotes al inmolar diariamente está Victima tan santa, ofrecenSigue leyendo “Sobre la Santo Sacrificio del Altar”

Inmaculada Concepción de María

“Solemnidad de la Concepción Inmaculada de la bienaventurada Virgen María, que, realmente llena de gracia y bendita entre las mujeres, en previsión del nacimiento y de la muerte salvífica del Hijo de Dios, desde el mismo primer instante de su Concepción fue preservada de toda culpa original, por singular privilegio de Dios. En este mismoSigue leyendo “Inmaculada Concepción de María”

Sacramentos

en el Nuevo Testamento prescribe varios ritos y manda a los cristianos llevarlos a la práctica: el bautismo (Mateo 28,19), la Eucaristía (Lucas 22,19), la unción de enfermos (Santiago 5, 14), la confesión de los pecados (Santiago 5,16) y la ordenación clerical (1 Timoteo 4,14). Fiel a la palabra de Dios, la Iglesia Católica continúaSigue leyendo “Sacramentos”