Y no la conoció

Evangelio según san Mateo, 1: 24- 25 Y despertando José del sueño, hizo como el Angel del Señor le había mandado y recibió a su mujer. Y no la conoció hasta que parió a su hijo primogénito y llamó su nombre Jesús. (v. 24- 25) La recibió después de celebrados los desposorios para llamarla suSigue leyendo “Y no la conoció”

DE LA SALUDABLE DOCTRINA DE LA RELIGIÓN CRISTIANA

Quéjanse, pues, y murmuran los hombres perversos e ingratos y los que están más profunda y estrechamente oprimidos del maligno espíritu de que los sacan mediante el nombre de Jesucristo del infernal yugo y penosa compañía de estas impuras potestades, y de que los transfieren de la tenebrosa noche de la abominable impiedad a laSigue leyendo “DE LA SALUDABLE DOCTRINA DE LA RELIGIÓN CRISTIANA”

DE LA SALUDABLE DOCTRINA DE LA RELIGIÓN CRISTIANA

Quéjanse, pues, y murmuran los hombres perversos e ingratos y los que están más profunda y estrechamente oprimidos del maligno espíritu de que los sacan mediante el nombre de Jesucristo del infernal yugo y penosa compañía de estas impuras potestades, y de que los transfieren de la tenebrosa noche de la abominable impiedad a laSigue leyendo “DE LA SALUDABLE DOCTRINA DE LA RELIGIÓN CRISTIANA”

¿Qué se puede ver en la Santa Virgen por encima de las demás mujeres?

Si María no es Madre de Dios, sino sólo de Cristo, como dice Nestorio, ningún absurdo habría en que se permita llamar Madre de Cristo a la madre de cualquier ungido. Pero sólo la Santa Virgen, sobre las otras mujeres, es conocida y llamada con el nombre de “Madre de Cristo”, pues engendró no aSigue leyendo “¿Qué se puede ver en la Santa Virgen por encima de las demás mujeres?”

Condena a muerte

El momento en que se dicta sentencia La sentencia fue dada el día mismo en que comenzó el proceso, violando así la ley que decía: «todo juicio criminal puede terminarse el día mismo en que ha comenzado, si el resultado de los debates es la absolución del acusado, pero si debe pronunciar una pena capital,Sigue leyendo “Condena a muerte”

Los fariseos

formaban parte de un partido político-religioso que se mantenía en la más estricta observancia de la ley. Con gran influencia sobre el pueblo de clase media, desempeñaban un importante papel en el Sanedrín como grandes conocedores de la teología y del derecho. La mayoría de los escribas (segunda cámara) integraban el partido fariseo, siendo indispensablesSigue leyendo “Los fariseos”

Jesucristo

Flavio Josefo (37 al 97 d.C.)[ 3]: este historiador hebreo, en su libro titulado Las antigüedades judías, Cap. XVII, nos dice: «Aunque Pilato, ante la denuncia de los primeros hombres entre nosotros, le condenó a la cruz, no le abandonaron los que desde el principio le habían amado».

Los ángeles

Hoy en día es muy común escuchar hablar de los ángeles, lo lamentable es que esto se haga de una manera incorrecta y que se les tribute un culto que se sale de la ortodoxia de la fe católica; y es que la Nueva Era se ha convertido en la mayor promotora de esta desviaciónSigue leyendo “Los ángeles”

La contemplación

es silencio, este “símbolo del mundo venidero” (San Isaac de Nínive, Tractatus mystici, 66) o “amor silencioso” (San Juan de la Cruz, Carta, 6). Las palabras en la oración contemplativa no son discursos sino ramillas que alimentan el fuego del amor. En este silencio, insoportable para el hombre “exterior”, el Padre nos da a conocerSigue leyendo “La contemplación”

Libre interpretación

La Sagrada Escritura, no puede ser interpretada libremente, pues ésta ha sido confiada a la Iglesia, por quien fue definida. A continuación, unas palabras de La Constitución dogmática Dei Verbum, en el numeral 9 y 10: «La Tradición y la Escritura están estrechamente unidas y compenetradas; manan de la misma fuente, se unen en unSigue leyendo “Libre interpretación”